‘Final Fantasy XIII’, edición limitada para coleccionistas en Europa

El 9 de marzo descubriremos de primera mano si las críticas vertidas sobre el esperado ‘Final Fantasy XIII’ son justas o no, pero mientras, para ir calentando motores y hacer que todos los fans de la saga empiecen a salivar incontrolablemente, Square-Enix ha presentado el contenido de la edición limitada para coleccionistas que estará disponible durante el lanzamiento.

Además del juego en si, la edición incluirá algunos contenidos exclusivos bastante interesantes:

  • FINAL FANTASY XIII Original Sound Selection. Banda sonora del juego con una selección de canciones realizada especificamente para esta edición por el compositor Masashi Hamauzu.
  • The World of FINAL FANTASY XIII. Libro de ilustraciones (tapa dura) con diseños de personajes, escenas renderizadas e imágenes de toda la producción del juego.
  • Láminas exclusivas. Tres láminas coleccionables de los protagonistas al mando de lo Eidolons, las invocaciones del juego.
  • Brand of the l’Cie. Calcomanía de uno de los símbolos más icónicos de la trama del juego.

Los rumores previos apuntaban a que también incluiría una versión traducida de la novela ‘Final Fantasy XIII Episode Zero: Promise’ pero parece que tendremos que conformarnos con saber que al menos la caja de la edición especial contará con el mismo diseño que la carátula original japonesa, es decir, logo sobre fondo blanco. Como tiene que ser.

Contenido de la edición limitada (pulsar para agrandar)

Y para despedirnos, el último tráiler del juego con la canción ‘My Hands’ de Leona Lewis, la sustituta (para mi disgusto eterno) de la canción original de la versión japonesa, ‘Kimi Ga Iru Kara’ de Sayuri Sugawara.

Vía | PlayStation.Blog / Vida Extra

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en