‘Dante’s Inferno’: primeras impresiones sobre el cómic y la peli de animación

dante03.jpg

Ayer se celebró en Madrid la presentación del videojuego ‘Dante’s Inferno’, la nueva apuesta de EA y Visceral Games inspirada en ‘La Divina Comedia’ de Dante Alighieri. Con él, los jugones de XBox, PS3 y PSP controlarán al poeta en su descenso a los infiernos, en donde le esperará de todo menos palabras bonitas. Pero este lanzamiento no se limita a las consolas, ya que vendrá acompañado de una película de animación y de una serie de cómics, que precisamente serán los protagonistas de este post.

Durante la presentación, pudimos visionar diez minutos de la película, concretamente el fragmento en que Dante conoce a Virgilio, recorre los parajes del Purgatorio y accede a las puertas que lo conducirán al Infierno. Aunque ya nos avisaron de que las imágenes aún no se correspondían con la calidad del resultado final, lo cierto es que dejaron buen sabor de boca. Es muy de agradecer que en lugar de realizar un proyecto apresurado para aprovechar el tirón del juego, hayan cuidado el apartado visual como si fuera una producción totalmente independiente.

El aspecto de Dante choca en un primer momento, al estar caracterizado como un cruzado recién llegado de una batalla y cubierto de cicatrices, aunque no tardaremos en hacernos a él. Lo importante es que enseguida se nos muestra como un personaje muy humano, con sus debilidades y tormentos, especialmente cuando se encuentra con los restos de su hijo nonato. Pero si por algo destaca este anime es por su ambientación. La desolada recreación del limbo pone los pelos de punta, así como el diseño de personajes como Minos, el juez de los condenados, quien decide a qué círculo debe ir cada uno de ellos, a través de su cruenta rueda de tortura.

dante01.jpg

Durante la proyección pudimos ver algunas escenas de acción, que son la prueba de que los creadores no van a cortarse a la hora de ofrecer imágenes de alto voltaje y con generosas dosis de plasma. También se dejaron ver algunas de las horrendas criaturas que habitan estas profundidades, entre ellas unos peculiares niños demonio con cuchillas en lugar de manos. Debo admitir que ya me han picado la curiosidad por ver qué otros seres se cruzarán en el camino de Dante.

En lo que respecta al cómic, por el momento han aparecido en yanquilandia dos de los seis números de la miniserie. Lo que más llama la atención a la hora de ojear sus páginas es el fantasmagórico estilo del dibujante zaragozano Diego Latorre. Es un ilustrador magnífico, capaz de crear la atmósfera ideal para hacer sentir al lector como si se encontrara en las profundidades del mismísimo infierno. Pero creo que habría sido más apropiado para una adaptación ilustrada del texto original de Dante antes que para un cómic, pues sus imágenes resultan un tanto estáticas a pesar de su fuerza.

dante02.jpg

A ello hay que sumar que ‘La Divina Comedia’ es de por sí una obra bastante introspectiva cuya conversión en viñetas es realmente complicada. La lectura se hace un poco lenta al profundizar en los conflictos internos de Dante y de la propia Beatriz, horrorizada ante las acciones que su amado ha tenido que hacer durante la guerra. Por todo ello, la versión en viñetas no ha terminado de hacerme tilín, aunque reconozco que puedo tirarme varios minutos contemplando algunas de las ilustraciones de Latorre.

Aún no se sabe cuándo llegará el cómic a nuestro país, aunque no me extrañaría que terminara saliendo bajo el sello de Norma. Pero sí está confirmado ya que la película saldrá en febrero en DVD y Blu-Ray. Por su parte, el juego se pondrá a la venta el próximo 4 de febrero para XBox y PS3 (la versión PSP tendrá que esperar hasta finales de mes), y la edición especial contendrá un ejemplar de ‘La Divina Comedia’, una figura de Dante y varios extras dedicados a la figura del poeta y al proceso de creación del juego.

En Zona Fandom | ‘Dante’s Inferno: Una aventura épica’, el cómic y el anime de lo último de EA
Más información | Dante’s Inferno

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en