¿Creciste con las aventuras gráficas de LucasArts? ¡Pues decora tu casa con sus portadas!

Aunque hace apenas un mes que alcancé la treintena, sigo disfrutando como un enano de todas estas cosas de las que hablamos en Zona Fandom como una buena película de zombis babosos, una selecta selección de manganime, la enésima relectura del Juego de Ender o el último Final Fantasy. Pero hay una cosa que diferencia a “mi generación” de aquellos cuyos recuerdos se remontan “únicamente” a los últimos años de los 16 bits y es la pasión por las aventuras gráficas, especialmente a los títulos que hicieron grande a la ahora falta de encanto LucasArts.

Me estoy refiriendo por supuesto a los míticos The Secret of Monkey Island y su continuación, LeChuck’s Revenge; el desesperante Maniac Mansion o su desternillante secuela, El Día del Tentáculo; Indiana Jones and the Fate of Atlantis, la película que debería haber sido rodada en lugar de esa ridícula cuarta parte; o esa (otra) maravilla de Orson Scott Card conocida como The Dig (vale, la historia era de Steven Spielberg pero el fantástico guión de Card es la salsa del juego). Pues bien, si vosotros también soltáis una lágrimita (de risa) al recordar Sam & Max Hit the Road estáis de enhorabuena ya que pronto podréis decorar las paredes de vuestros cuartos con sus magníficas portadas.

Las gracias debemos de dárselas a un usuario los foros de LucasArts encomendado a la faraónica tarea de escanear, retocar y recopilar para su descarga buena parte de estas maravillosas ilustraciones de Steve Purcell o Bill Eaken entre otros. El tamaño de las imágenes oscila entre los 15 y los 20 MB así que creedme, podéis empapelar vuestra casa con la cara de Guybrush Threepwood. ¿A que mola?

Vía | Vida Extra
Pósters | Lucas Forums

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en