BB Girls Collection, Figuras que molan

Border Break

Border Break: Sega Network Robot Wars es un arcade con luchas de mechas en tercera persona desarrollado por Sega en 2009. El juego fue el primer título de la nueva placa recreativa RingEdge y ha cosechado un gran éxito en tierras niponas donde, tan solo durante sus primeros dos años y medio, ha recaudado ventas por más de 100 millones de dólares. No se si serán las cabinas conectadas en red para jugar en equipos de dos, las tarjetas personales con los que registrar nuestros progresos (ambas popularizadas por otra recreativa, también de robots, el Gundam Senjou no Kizuna de Bandai), el sugerente diseño de personajes de sus voluptuosas pilotos o la fusión del género de los robots gigantes con un una velocidad y mecánicas propias de los shooter en tercera persona. El caso es que lo peta en Japón.

Good Smile Company distribuirá una serie de cuatro figuras creadas por FREEing que podrán adquirirse de forma individual o en pack con sus cuatro protagonistas: Fiona, Chihiro, Hilda y Cheska. Estas figuras se unen a los model kits comercializados anteriormente por Kotobukiya con los mechas como protagonistas (y de los que encontraréis algunas imágenes al final para que veáis lo que molan por si queréis lanzaros a su búsqueda).

Border Break

Border Break

Border Break

Border Break

BB Girls Collection (Border Break)

  • Fabricante: FREEing
  • Escultor: FREEing
  • Características: Cuatro figuras de PVC de entre 150mm y 235mm de alto y escala 1/8
  • Lanzamiento: Marzo de 2014
  • Precio: 24.800 yenes (Complete Collection) / 8.800 yenes (individualmente)

Figuras de Kotobukiya

Border Break model kit

Border Break model kit

Sitio oficial Good Smile Company

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario