‘Zetman’ de Masakazu Katsura da el salto al anime

Aquí tenéis el primer tráiler del anime de ‘Zetman’, la sangrienta y por momentos casi hentai incursión del mangaka Masakazu Katsura (‘Video Girl Ai’, ‘I’‘s’, ‘DNA’) en los géneros de acción y ciencia ficción. La serie es uno de los estrenos más esperados de esta primavera y visto lo visto parece que adaptará con gran fidelidad esta peculiar obra fruto de la obsesión del autor con el personaje de Batman.

El protagonista de la historia es Jin, un chico que queda huérfano al morir su padre adoptivo en circunstancias poco claras y que alberga un gran poder en su interior: una fuerza sobrehumana que a veces es incapaz de controlar y que lo transforma en un ente llamado ZET tras el que anda el presidente de la oscura corporación Amagi y una legión de monstruos mutantes conocidos como jugadores.

El anime está dirigido por Osamu Nabeshima (‘D.Gray-man’, ‘Saint Seiya: The Lost Canvas’) y guionizado por Atsuhiro Tomioka (‘Inazuma Eleven’, ‘Samurai 7’), mientras que Hirotoshi Takaya (‘Project ARMS’) es quien ha asumido la tarea de adaptar los diseños originales de Katsura. La banda sonora (bastante espectacular por lo que escuchamos en el tráiler) pertenece al compositor italiano Gabriele Roberto (‘Memories of Matsuko’, ‘Devil May Cry’) y la animación corre por cuenta de TMS Entertainment. ¿Alguien ha dicho “GANAS”?

Zetman anime Masakazu Katsura

Vía | Crunchyroll
Sitio oficial | Zetman (japonés)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en