Visitando el Museo Ghibli en Mitaka (Japón) [Especial Studio Ghibli]

El Museo Ghibli se inauguró el 1 de octubre de 2001 y se encuentra ubicado dentro del parque Inokashira Onshi de la ciudad de Mitaka, Tokio (a unos 20 minutos en tren desde la estación de Shinjuku). Diseñado por el maestro Miyazaki en persona, el edificio está plagado de pequeños detalles que lo convierten en algo tan interesante y fascinante como las exhibiciones que acoge: paredes que se curvan hasta servir como prolongación del suelo, diminutas puertas para niños (o adultos sin problemas para agacharse) que sirven de atajo para muchas estancias, coloridas vidrieras con los personajes más entrañables del estudio o fósiles que asoman entre las texturas de los ladrillos. Cada estancia tiene una personalidad propia, no es una simple división de un espacio mayor, e intenta estimular la imaginación del visitante para invitarle a explorar el museo sin un orden determinado, a su propio ritmo.

Las principales zonas en las que se divide son:

* Cine Saturno. Este pequeño pero maravilloso cine con capacidad para 80 personas es una de las principales atracciones del museo. En él se proyectan de forma cíclica (uno diferente cada mes) una serie de cortos exclusivos realizados por Hayao Miyazaki para el museo, no estando disponibles en DVD ni ningún otro formato, ni proyectándose en ningún otro lugar. Aunque todo el museo es una delicia, el cine en particular es una obra de arte donde el mero hecho de apagar las luces antes de la proyección ya es un espectáculo digno de verse. Por cierto, en la taquilla del cine podéis comprar el libreto del corto que se esté proyectando y si os interesa no lo dejéis para más tarde u os pasará como a mi, que no lo compré creyendo que lo venderían también en la tienda de la salida y no, no lo tienen.
* Exhibiciones permanentes. A lo largo de cinco habitaciones que comienzan en la planta inferior y se extienden hasta la superior se nos ofrece una introducción a los fundamentos de la animación y las herramientas que utilizan para crear sus películas. Mientras que la primera sala está repleta de ingeniosos artilugios como las panorama boxes (ilustraciones divididas en capas superpuestas para dar una sensación de tridimensionalidad), esculturas que cobran vida mediante luces estroboscópicas o una cámara de proyección construida de forma que podamos apreciar su funcionamiento, las otras nos dejan con la boca abierta al recrear «Donde nace una película», mesas y escritorios en los que parece que alguien ha estado dibujando o coloreando apenas unos minutos atrás repletos de bocetos originales, acuarelas, libros y toda clase de maquetas. Es una de las pocas zonas del museo donde recuerdas que es una lástima no saber el japonés suficiente como para poder apreciar las notas con bromas sobre el día a día del estudio escritas de puño y letra de Miyazaki que hay pegadas aquí y allá.
* Exhibiciones extraordinárias. Cada año el museo renueva una de sus espacios para ofrecer una exhibición inédita. Actualmente (hasta el 1 de mayo de 2010) encontramos una sobre ‘Ponyo en el acantilado’ pero anteriormente han desfilado por el museo exhibiciones de ‘El Viaje de Chihiro’ (2001-2002), «Laputa y las máquinas voladoras imaginarias» (2002-2004), los trabajos del animador ruso Yuri Norstein (2003-2004), Pixar (2004-2005), ‘Heidi’ (2005-2006), Aardman Studios y ‘Wallace y Gromit’ (2006-2007), ‘Panda Kopanda’ (2007-2008) o el Petit Louvre (2008-2009), probablemente la más sosa de todas y precisamente la que tuve yo la oportunidad de ver.

* Sala del Gato-bús. Un peluche gigante réplica del gato-bús de ‘Mi Vecino Totoro’ hace las delicias de todos los niños menores de 13 años mientras algún que otro mayor suelta una lágrima por no poderse montar.
* Terraza superior. Otra parada imprescindible de la visita es la terraza exterior a la que accedemos subiendo por una escalera de caracol de hierro forjado enterrada bajo las enredaderas. Allí podemos hacernos la foto de rigor con una réplica a tamaño real (5 metros se gasta el tío) del robot de ‘El Castillo en el Cielo’, el guardián del museo. Entre la maleza, siguiendo el sendero, también encontramos el cubo de Laputa y sus misteriosos jeroglíficos.
* Tienda «Mamma Aiuto». El remedio definitivo para terminar de gastar los yenes que llevéis en los bolsillos es esta tienda llena de artículos del estudio, algunos de ellos exclusivos del museo como camisetas o pins.
* Cafetería «Sombrero de Paja». Y antes de salir, ¿qué tal un helado o un perrito caliente servido en una cafetería que parece sacada de ‘Kiki’s Delivery Service’?

En definitiva, una visita obligada para todos los fans de Ghibli o la animación en general que estéis planeando un viaje a Japón. Eso sí, debéis saber que las entradas para el museo no se pueden comprar directamente allí sino que hay que hacerlo utilizando las máquinas expendedoras que se encuentran en los cientos de miles de tiendas 24 horas de la cadena Lawson (atentos a las instrucciones) que hay por todo Japón o más facil aún, desde España a través de la agencia Jaltour. El precio es de 1000 yenes para los mayores de 18 años (7,7 euros, probablemente más por el cambio que harán en la agencia y la gestión). Una ganga, creedme.

Algunas curiosidades

* Miyazaki se inspiró en la arquitectura de ciudades como Génova o el pintoresco pueblo de Calcata en Italia para diseñar el museo, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que estas ciudades dejaron una profunda huella en el director cuando las visitó por primera vez en busca de localizaciones para Heidi.
* Su construcción costó 5000 millones de yenes (más de 38 millones de euros al cambio actual) y se realizó en un año y medio.
* El hall central comparte muchas similitudes con el de la casa de baños termales de Yubaba (El viaje de Chihiro), incluyendo la disposición de los múltiples pisos y el puente central que lo cruza.
* El estudio lanzó en 2005 un documental de 63 minutos en DVD sobre el museo titulado ‘Miyazaki Hayao to Jiburi Bijutsukan’ (Hayao Miyazaki y el Museo Ghibli) conducido por Isao Takahata y Goro Miyazaki (por aquel entonces director del museo). Los extras incluyen un paseo guiado por el recinto, una galería fotografía de Génova y entrevistas sobre la arquitectura del museo a John Lasseter (Pixar) y Yuri Norstein (uno de los máximos exponentes de la animación rusa).

Galería de fotos

Nota: A excepción de las zonas exteriores, está completamente prohibido sacar fotografías o vídeos en el interior del museo. Aún así, y dado que me gusta vivir peligrosamente, a continuación encontraréis algunas fotos tomadas a escondidas (muchas veces sin mirar por el visor) a sabiendas de que dificilmente lograrán reflejar ni el 1% de la magia que tiene este lugar.

(Haz click en una imagen para ampliarla)

museoghibli01.jpg
museoghibli02.jpg
museoghibli03.jpg
museoghibli04.jpg
museoghibli05.jpg
museoghibli06.jpg
museoghibli07.jpg
museoghibli08.jpg
museoghibli09.jpg
museoghibli10.jpg
museoghibli11.jpg
museoghibli12.jpg
museoghibli13.jpg
museoghibli14.jpg
museoghibli15.jpg
museoghibli16.jpg
museoghibli17.jpg

En Zona Fandom | Especial Studio Ghibli
Sitio oficial | Ghibli Museum (inglés)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en