‘Virgin Boy’, las descacharrantes vivencias de un chico andrógino

virginboy1.jpg‘Virgin Boy’ es un manhwa creado por los autores coreanos Kim Young-Bin y Kim Hun-Woo en el que se nos cuenta la historia de un adolescente en busca de su identidad sexual. Por el título podríamos pensar que lo que quiere este chico es perder la virginidad a toda costa, como tantos otros protas de tebeos similares. Pero lo cierto es que la cosa es un poco más complicada, ya que Sim Heyong (que así se llama el chaval) considera que es andrógino, es decir, un individuo perfecto que aúna al mismo tiempo rasgos propios de los sexos masculino y femenino.

Heyong siempre ha estado convencido de ello, pero las cosas se le ponen difíciles con la llegada de la pubertad. El pobre chico ve que mientras su lado masculino se desarrolla (le cambia la voz, le sale barba, etc.), su lado femenino se queda atrás, y no puede evitar sentirse acomplejado por no tener desarrollados los pechos y porque no le llega la regla. Su peculiar carácter hace que quede como un pervertido a ojos de las chicas, mientras que los chicos de su clase lo consideran como una especie de gurú del sexo, una impresión que ayuda a reforzar el hecho de que viva en uno de esos love hotels que tanto éxito tienen en Oriente.

virginboy3.jpg

Con esta despiporrante premisa se desarrollan los dos tomos de la serie, en los que no sólo destaca el protagonista, sino también todos los personajes que conforman su entorno. En primer lugar, sus compañeros de clase, una panda de adolescentes más salidos que el pico de una mesa que en más de una secuencia recuerdan a los sketches de la divertidísima serie ‘Colorful’. Encontraremos, por ejemplo, a un chico obsesionado con los relatos eróticos que publica una escritora en Internet; y a un profesor que trata de enderezar a sus alumnos, pero que no puede evitar tener ciertas tendencias sadomasoquistas.

Por otra parte, los dos personajes que más interactúan con el protagonista son Ari y Daeman. La primera es una chica explosiva que recibe continuamente el acoso de multitud de pervertidos: la soban en el tren, le hacen fotos con el móvil, etc. Así que Sim Heyong intentará ayudarla a ser menos femenina y atractiva para los acosadores, a cambio de que ella le ayude a potenciar su lado femenino. Daeman, el otro personaje, es el típico tío duro al que Sim, por una serie de malentendidos, considerará como otro aspirante a andrógino, lo cual desemboca en un puñado de escenas hilarantes.

virginboy4.jpg

El dibujo de ‘Virgin Boy’ es muy dinámico y destaca principalmente por la expresividad de sus personajes, sobre todo cuando se enfrentan a estímulos eróticos de cualquier tipo. Además, encontraremos capítulos realizados en blanco y negro y otros en color. De hecho, dentro de los capítulos en B&N a veces hay ciertos elementos que se colorean para hacerlos destacar, lo cual crea un efecto muy atractivo en el resultado final.

En resumidas cuentas, ‘Virgin Boy’ es un manhwa muy divertido con ciertos toques picantes, pero no creo que podamos etiquetarlo como ecchi. Esto se debe a que más que ofrecer carnaza, el cómic se centra en las pasiones ocultas y fetichistas de sus personajes. En ese sentido, se aproxima más a la ya citada ‘Colorful’ y al manga ‘Collage perfecto’ de Kazurou Inoe. Es además una obra que gana intensidad conforme avanza la historia (el segundo tomo es aún mejor que el primero) y que a pesar de un inicio un tanto caótico, nos hará soltar más de una carcajada.

Ficha Técnica

virginreview.jpg

  • Título: Virgin Boy
  • Guión: Kim Young-Bin
  • Dibujo: Kim Hun-Woo
  • Editorial: Planeta DeAgostini
  • Editorial Corea: Daewon
  • Nº de tomos: 2
  • Formato: Libro rústica // 232 páginas // B&N y color
  • Precio: 10.95 euros cada tomo

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en