Tokyo Magnitude 8.0, lo último de BONES (TAF’09)

Tokyo Magnitude 8.0 es el título de la nueva serie de anime de BONES, el estudio responsable de maravillas como Cowboy Bebop o Sword of the Stranger. La premisa sobre la que se desarrolla el proyecto es que existe más de un 70% de posibilidades de que se produzca en Tokio un terremoto de más de 7 grados en la escala de Richter durante los próximos 30 años, y el anime ofrecerá una visión realista de las posibles consecuencias de un temblor de nivel 8 (similar al terremoto de México de 1985, el más significativo y mortífero de su historia).

La protagonista de la historia es Mirai, una chica de primer curso del grado medio que se encuentra visitando la isla artificial de Odaiba en Tokio junto a su hermano Yutaka al comienzo de las vacaciones de verano. Entonces, un poderoso temblor emana de una fosa oceánica y la famosa Torre de Tokio y el Rainbow Bridge que conecta la isla con la ciudad se vienen a bajo. Con la ayuda de una repartidora llamada Mari, Mirai y Yutaka tratarán de regresar a su casa en Setagaya, al oeste de un Tokio cuyo paisaje se ha visto drásticamente afectado.

El anime comenzará a emitirse en Fuji TV el próximo mes de Julio y cuenta con un staff bastante prometedor encabezado por Masaki Tachibana (Ghost in the Shell: Stand Alone Complex, Moribito, Noir…) quien se hará cargo de la dirección. Os recomiendo que le echéis un vistazo al trailer disponible en su página web (el enlace PV de la derecha). De momento, lo mejor de la Tokyo Anime Fair 2009.

Vía | AnimeNews Network
Sitio oficial | Tokyo Magnitude 8.0

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en