Tales of Hearts: RPG por partida doble

Estos japoneses ya no saben lo que van a inventar. El último RPG de Namco Bandai para Nintendo DS, Tales of Hearts, se pondrá a la venta el 11 de diciembre en dos ediciones diferenciadas por sus escenas cinemáticas. Mientras que una utiliza secuencias de animación realizadas por Production I.G. (y cuya calidad queda patente en el vídeo de arriba), la otra utilizará CG en 3D realizados por Shirogumi; algo inédito en la saga «Tales of» que siempre se ha caracterizado por estar estrechamente ligada al anime.

El tema principal del videojuego es la canción Eien No Ashita (Eterno Mañana) del grupo japonés DEEN, quien ya participaron en el mítico Tales of Destiny de PlayStation. El diseñador de personajes vuelve a recaer una vez más en Mutsumi Inomata, todo un clásico de la saga detrás de juegos como el ya mencionado Tales of Destiny, Tales of Rebirth, Tales of Legendia o el aún caliente Tales of Innocence, también para la portátil de Nintendo.

La historia de Tales of Hears gira en torno a Shing Meteoryte, un joven huérfano que vive con su abuelo y posee un misterioso poder que le dota de una gran fuerza. Pese a que Shing prefiere ocultarlo por miedo a ser rechazado, todo cambiará al conocer a Kohaku Hearts, una chica que parece necesitarle a toda costa.

Tras el salto encontraréis el vídeo de la versión realizada por ordenador. ¿Cuál os gusta más? ¿Anime o CG?

Vía | Gamekyo
Sitio oficial | Tales of Hearts (Japonés)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en