Studio Kawaii: «La obra ‘El cazador de almas’ surgió de la extrañeza de la gente por nuestra ropa gótica en un evento»

Studio Kawaii

Bajo el pseudónimo Studio Kawaii firman Ana María y Mercedes Hidalgo, dos hermanas autoras de manga de Jerez de la Frontera. Mercedes es la encargada de los lápices, entintado y rotulación, mientras que Ana María es la guionista y quien se encarga de las tramas y el color. Cuentan con varios títulos y colaboraciones en revistas, autoediciones y publicaciones tanto a nivel nacional como internacional, entre ellas el one-shot paródico ‘Romance bajo las máscaras’, publicado por la editorial Nowevolution, o ‘El Cazador de Almas’, que ahora regresa a España después de cuatro años.

El Cazador de Almas‘ (The Soul Chaser) es un cómic online actualmente publicándose en inglés en la web estadounidense MangaMagazine a un ritmo de un capítulo mensual de 15 páginas. Se sitúa en la línea de los shojos de misterio que incluyen ciertos elementos sobrenaturales, como se ha visto en otros cómics como Pandora Hearts, Kuroshitsuji o la saga del conde Caín de Kaori Yuki. Actualmente la serie cuenta con más de un millar de fans en la web de MangaMagazine.net, siendo uno de los cómics más populares y conocidos del sitio. En unas semanas verá la luz en papel y en castellano gracias a un esfuerzo de autoedición.

Zona Fandom: ¿Cuándo y cómo empezasteis a dibujar?

Studio Kawaii: Dibujar, dibujar… llevamos dibujando toda la vida, pero más o menos regularmente desde los trece o catorce años. En esto del manga empezamos como todo el mundo, es decir, copiando de la tele. Cuando llegaron las cadenas privadas a España se emitía mucho anime, así que grabábamos los capítulos de la serie de turno, parábamos el vídeo y copiábamos la pose que nos interesaba. Pero nos pusimos a ello «en serio» y a intentar buscar nuestro propio estilo hasta el año 97, cuando decidimos formar equipo de dibujantes.

ZF: ¿Cuándo os convencisteis de que queríais dedicaros a esto profesionalmente?

Studio Kawaii: Casi desde el principio, porque creo que es lo que casi todos queremos cuando empezamos con esto. Hay quien se queda en el camino y quien se lo toma simplemente como afición, pero al menos así es como lo vemos.

ZF: Definid vuestro estilo de dibujo con cinco palabras (Pueden ser menos)

Studio Kawaii: Intentamos hacerlo lo mejor posible.

ZF: Definid vuestro narrativo con cinco palabras (Pueden ser menos)

Studio Kawaii: Me sobran cuatro: Cinematográfico. Al menos es lo que siempre nos dicen…

El cazador de almas

ZF: ¿Qué es lo más difícil o extraño que habéis hecho, ya sea por gusto o por encargo?

Studio Kawaii: Lo más raro fue un encargo que nos hicieron para unas camisetas. Se trataba de dibujar una chica hawaiiana como si fuera una sirena, y en estilo manga, pero el cliente nos hizo hacer tantos cambios y darle tantas vueltas que el resultado fue que quería una copia de la niña de Lilo y Stitch, pero no se dio cuenta hasta que le hicimos una docena de cambios.

Otro encargo raro fue un cómic de un par de páginas para una pareja, que tenía como protagonista a una rana con cara de malas pulgas. Hace ya tantos años que casi ni me acuerdo.

ZF: ¿Qué viene primero: personajes, historia o diseños?

Studio Kawaii: La historia, sin ninguna duda. Aunque sea un esbozo, un par de líneas en plan «un chico va a comprar el pan y se encuentra con una invasión extraterrestre», por ejemplo. A partir de ahí desarrollamos un poco el argumento y empezamos a crear los personajes. Y muchas veces, sólo viendo el diseño, nos vienen ideas nuevas para la historia. Digamos que es un proceso entremezclado y que cada paso influye en el otro. Pero lo primero que tiene que venir es la historia como tal.

ZF: ¿Alguna manía extraña a la hora de crear?

Studio Kawaii: ¡Unas cuantas! Cuando no está dibujando en un cuaderno, Mercedes tiene la manía de usar para apoyar el folio la tapa de una carpeta viejísima. No quiere otra cosa: ni mesa, ni tablero ni nada.

Y Ana, para escribir el primer borrador de una historia, tiene que hacerlo a mano. Más tarde la historia se pasa a limpio en el ordenador y se va perfilando, pero la historia tiene que “nacer” por el método tradicional, como quien dice.

Studio kawaii

ZF: ¿Cómo surgió la idea de ‘El Cazador de Almas’?

Studio Kawaii: El primer germen, por absurdo que parezca, vino de un Salón del Manga de Barcelona. Aquél año todos los miembros de la revista Itaii Itaii fuimos disfrazados con estética gótica y visual, y como estábamos hasta el moño de que otakus y no otakus nos preguntaran de qué íbamos vestidos, nos inventamos un cómic ficticio: ‘Killer dollfies’. Cada uno nos pusimos un nombre siniestro: Mercedes era «Sufrimiento», Ana era «Agonía». Al final nosotras incluso acabamos con ganas de dibujarlo a modo de cómic experimental.

La oportunidad surgió en el año 2007. Por aquella época veníamos de publicar ‘Treasure’, que es una obra de temática yaoi y encima de piratas. Vamos, hombres rudos (toda la rudeza que permite la iconografía yaoi, ya se sabe) , pelea, barcos, tesoros… así que queríamos un cambio de registro. Dibujar chicas, y chicas con vestidos llenos de lazos y volantes. También nos gustaba mucho la estética gótica y sobre todo Gothic lolita, los cementerios y el romanticismo decimonónico.
Además, los editores de MangaLine nos propusieron participar en el proyecto de la difunta revista Line Magazine, así que nos pareció una buena idea. Sólo pudimos publicar dos capítulos, pero al menos estamos agradecidas de haber podido crear la historia y sus personajes y que el público fuera familiarizándose con ella. Hoy día todavía encontramos quien nos dice que la recuerda de aquél entonces.

ZF: ¿Qué ha sido lo más difícil de esta obra?

Studio Kawaii: En el aspecto artístico, ¡tanto fondo de cementerio y tanto volante! Aunque tuvimos la suerte de poder ir a París y tomar muchas fotos del cementerio de Père-Lachaise, así que al menos tenemos algo de ayuda.
También es difícil mantener el interés de los lectores durante tanto tiempo, pero esperamos que el final del primer arco guste y que el público nos siga apoyando en el siguiente.

ZF: ¿Cuáles han sido los cambios más notables desde que surgió esta obra hasta que se publicó? ¿Y desde que se empezase a publicar hasta ahora?

Studio Kawaii: Desde que surgió hasta que se publicó ha habido muchísimos cambios. La historia de ‘Killer dollfies’ que surgió en aquel Salón de Barcelona no tiene nada que ver con la que se publicó en Line Mangazine. Para empezar, nos pidieron muchos cambios en el diseño de personaje, y además toda la línea argumental debía condensarse en apenas diez capítulos. Lo cierto es que no daba para mucho y hoy en día miramos el borrador y pensamos cómo pudimos decir que sí a eso…

La segunda oportunidad que nos brindó MangaMagazine trajo más cambios en la historia. En este caso no teníamos límite de páginas ni de creatividad, así que la hicimos un poco más a nuestro gusto. También los personajes han ido evolucionando, y al ser un webcómic, recibimos muchos comentarios y preguntas del público que te hacen plantearte muchas cosas y cómo las cuentas.

En cuanto a nivel gráfico, aún nos queda muchísimo por aprender, aunque comparamos los primeros capítulos con los últimos y la mejora se aprecia. Y eso anima mucho. Siempre aceptamos críticas constructivas y sugerencias, por supuesto.

Studio kawaii

ZF: ¿Qué diferencias hay entre publicar algo en formato tomos a hacerlo en formado webcomic digital?

Studio Kawaii: Para empezar, no te planteas límite de página si no tienes previsto publicarlo en papel en un futuro, con lo que la historia y los personajes pueden ser tratados más en profundidad, puedes introducir más escenas cómicas, de transición, flashbacks… pero ahí también está el peligro, que puedes explayarte demasiado e irte por las ramas. Es un arma de doble filo.

ZF: ¿Qué otras obras tenéis en mente?

Studio Kawaii: Ahora mismo estamos preparando una historia corta de fantasía medieval, y otro proyecto más largo que aún está muy verde pero que esperamos poder publicar en España, sobre ángeles caídos en un entorno más bien futurista.

ZF: Si pudierais ahora mismo hacer una obra, sea de la temática que sea, ¿cómo sería? Podéis desvariar lo que quieras y se permite temática adulta

Studio Kawaii: Nos encantaría hacer una gran saga de ángeles y demonios, que es otra temática que nos gusta mucho. De hecho, tenemos un par de historias de las que hoy en día tenemos personajes «en la reserva» y nos gustaría que algún día vieran la luz.
Pero hoy por hoy, quizá nos venga un poco grande para todo lo que queremos contar.

Para los fans de ZonaFandom

ZF: Si alguien te viniese diciendo que quiere dedicarse profesionalmente a esto ¿qué le diríais?

Studio Kawaii: Que hay que tener constancia y paciencia. Currar muchísimo, no dar nada por sentado, estar siempre dispuesto a aprender y sobre todo, HUMILDAD. Siempre habrá doscientos dibujantes que te darán mil vueltas y siempre tendrás críticas negativas. Hay que procurar aprender de todo ello.

Y paciencia, porque todos queremos publicar el primer día que cogemos un lápiz, pero trabajando muchísimo y muy duro, todo llega.

ZF: ¿Podríais recomendar un cómic a nuestros lectores? No vale ‘El Cazador de Almas’

Studio Kawaii: Podemos recomendar varios, de hecho. En cuanto a detallismo en el dibujo y cuidadísima documentación, las obras de Kaoru Mori, sobre todo ‘Emma’ e ‘Historia de una novia’. Cada viñeta que dibuja es una delicia.

En cuanto a guión e historias, cualquier obra de Osamu Tezuka: ‘Adolf’, ‘Buda’, ‘MW’… aunque nuestra favorita es ‘Black Jack’.

Y ya entrando en un terreno desconocido en España, recomendamos ‘Bartender’. Éste iría destinado a un público más adulto, es un seinen costumbrista pero con historias que te hacen pensar. Ojalá algún día lo trajeran a España.

También sugerimos no cerrar la mente y echarle un vistazo al mercado europeo y el americano. Hay historias tremendamente buenas en ambos, si bien en el tema americano todavía estamos algo verdes. Pero el dibujo de Frank Cho y Mike Choi nos gusta mucho.

Agradecemos a Ana y Mercedes por ofrecernos su tiempo y esfuerzo para esta entrevista

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en