Shonen Gangan se despide de ‘Fullmetal Alchemist’ con la edición limitada del reloj de Alquimista Nacional

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Si la semana pasada os mostramos el teaser de la película de ‘Fullmetal Alchemist: Brotherhood’ y os hablamos de los obsequios que Square Enix había preparado para los aficionados que se hiciesen con las primeras entradas en venta anticipada, ahora os presentamos un artículo verdaderamente exclusivo para conmemorar la publicación del último volumen de la serie de Hiromu Arakawa.

Estoy hablando por supuesto de la edición limitada y numerada de 200 relojes de Alquimista Nacional como el que luce el personaje de Edward Elric al módico precio de 60.000 yenes (539 euros al desastroso cambio actual). Eso sí, junto al reloj se incluye una bolsita donde transportarlo y una ilustración firmada por Arakawa enmarcada en madera.

Si alguno de vosotros está interesado, los pedidos se realizan enviando un impreso que encontraréis en la web de la revista Shonen Gangan antes del 6 de enero. Para todos los demás, conformaros con saber que esta tan solo es una de las muchas réplicas del reloj de Alquimista Nacional que Gangan o Square Enix han puesto en un momento u otro a la venta así que seguro que podéis encontrar alguno bastante más barato a poco que busquéis. Más imágenes a continuación…

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Fullmetal Alchemist Reloj Square Enix

Vía | Mision Tokyo
Más información | Shônen Gangan (japonés)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en