‘Sex Report: diario de un putero en Japón’, una compilación tediosa

sexreport03.jpg

A Hiromi Hiraguchi le gusta más el yambo-mambo que a Linus las mantitas, vaya que sí. Sólo hay que leer las primeras páginas de este ‘Sex Report’ para comprobar que su forma de ganarse la vida (hacer reportajes de locales sexuales para revistas del gremio) es al mismo tiempo su mayor pasión vital. Lo que otros periodistas pondrían por escrito, Hiraguchi lo plasma en imágenes, convirtiendo sus experiencias sexuales en reportajes breves en formato manga, que originalmente se publicaron en revistas como ‘Uraneta Jack’ o ‘Yantsuma’.

Todos los que nos acercamos de un modo u otro al mundo nipón sabemos que, tras esa pinta de recatados y mojigatos, los japoneses son de lo más retorcidos y originales a la hora de configurar sus fantasías sexuales. Las grandes ciudades japonesas mueven un impresionante negocio relacionado con el sexo, con ofertas y locales de lo más variopinto y a veces estrambótico.

Es por eso que uno se acerca con ganas a este ‘Sex Report’, para conocer cómo se mueve el business en Tokio y alrededores, qué clase de servicios buscan los japoneses, quién se mueve en ese mundillo… En fin, un vistazo de primera mano entre bambalinas de la sociedad japonesa. Y en un principio lo que encontramos en sus páginas puede satisfacer esa curiosidad, pero según avanzas la cosa se vuelve más y más repetitiva.

sexreport02.jpg

Hiraguchi no se anda con mandangas y va directo al grano en todas las historias. No le interesa reflexionar sobre el negocio del sexo en su país, ni conocer la historia de las mujeres que trabajan en los locales que visita, ni tampoco pierde demasiado tiempo en describir los ambientes y lugares. Se centra básicamente en qué tal le tratan la manivela, qué se deja hacer la chica y cuánta pasta le ha costado el servicio.

Pero claro, es que esa es la intención original de los encargos que recibe. Su trabajo no es otro que informar a los lectores de las diferentes revistas en qué lugares les conviene más meter la pasta y ciertas regiones de su anatomía. Punto. Es una guía sexual dirigida a un público local, no a lectores gaijin como nosotros. Vale que tiene cierto valor documental, pues al fin y al cabo nos hacemos una idea de lo amplísimo que es el negocio sexual en Japón, y que tienen locales tan curiosos como uno que parece un vagón de tren en el que puedes sobar a chicas que van vestidas de colegialas.

Ahora bien, cuando llevas ya leídas unas cuantas historias, resulta imposible no aburrirse. ¡Y son nada menos que 400 páginas! Una selección más reducida habría ayudado mucho al resultado final. En resumidas cuentas, ‘Sex Report’ es un manga que vale la pena hojear, para conocer un poco por encima cómo es el negocio del sexo en Japón, pero poco más. Si alguien consigue leérselo del tirón, le doy un premio.

Ficha Técnica: Sex Report
  • Autor: Hiromi Hiraguchi
  • Editorial: Glénat
  • Formato: Rústica
  • Número de páginas: 416
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en