‘Pink’, doble vida

Durante muchos años, el manga de Ponent Mon fue sinónimo inequívoco de un nombre, el de Jiro Taniguchi. Tanto es así que, si la memoria no me falla, pocos fueron los títulos que no salieran de la extensa y magistral producción del desaparecido mangaka a los que la editorial le tiraba los tejos. Pero, claro, fallecido el maestro y con poco de su producción inédito en nuestro país —tan poco que quién sabe si algún día lo veremos publicado por estos lares—, Ponent Mon ha decidido no abandonar la marcada línea editorial que el corte adulto de los títulos de Taniguchi imprimió en el pasado, y nos lleva ofreciendo desde un tiempo a esta parte volúmenes que, con el seinen como denominador común, no hacen sino ampliar el ya inmenso catálogo de cómic japonés traducido al castellano.

En el caso de ‘Pink’, lo hace viajando al pasado lejano de 1989 para rescatar una obra alocada, divertida y algo caótica que gira en torno a Yumiko, una joven que ejerce la prostitución por las noches porque su trabajo de día —en una oficina— no sirve para cubrir los gastos de un ritmo de vida desenfrenado que se complica sobremanera por la adición de un cocodrilo como mascota y del descubrir que su madrastra tiene un amante muy joven y algo desorientado en sus aspiraciones vitales que, sin saber muy bien cómo, se verá envuelto con la protagonista.

Tal maraña —que se entreteje más con la adición de la hermana de Yumiko y de algún que otro personaje recurrente— sirve a Kyoko Okazaki para construir una lectura que, apoyada en un estilo desenfadado, no termina de convencer por su pobreza formal y por lo confuso de su narrativa: no son pocas las ocasiones en que nos encontraremos intentando desentrañar qué diantres está pasando en tal o cuál página o tratando de dar sentido a alguna transición entre viñetas que no está nada clara. Es bien evidente que el interés de la autora no reside en ofrecer el mejor acabado posible sino en transmitir sensaciones y en construir a una terna de personajes que, por su carisma, nos lleven en volandas sobre los peores trances de la lectura pero, en lo que concierne a este redactor, dicho esfuerzo termina diluyéndose inevitablemente en el tormentoso mar que conforman las más de 250 páginas sobre las que divaga, en su gran mayoría, este histriónico manga.

Pink

  • Autores: Kyoko Okazaki
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 256 páginas
  • Precio: 19 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.