‘Perfect Blue’, obsesión e identidad [Especial Satoshi Kon]

Perfect Blue Satoshi Kon

El fenómeno de las idols japonesas es bien conocido por todos los que nos interesamos por el universo nipón. Se trata de chicas muy jóvenes que alcanzan el estrellato como cantantes juveniles, actrices o modelos, causando verdadero furor (y a veces obsesión) entre sus seguidores. Es el caso de la protagonista de esta película, Mima, que saltó a la fama como miembro del trío musical Cham, y que al principio de la película dedide dar un vuelco a su carrera dedicándose al mundo de la televisión.

El problema es que su carrera como actriz no termina de arrancar, y no sólo eso, sino que su inocencia y candor anteriores empiezan a ponerse en entredicho cuando los encargos que recibe adquieren un tinte erótico que roza con la pornografía. Esto despierta el rechazo de muchos de sus seguidores, que consideran que Mima está traicionando su propia personalidad.

Pero una horda de fans enfurecidos no será la mayor de las preocupaciones de Mima, que descubre atónita una página web que, en forma de diario, cuenta todas sus impresiones y experiencias de cada día. ¿Cómo es posible que alguien sepa tantas cosas sobre su vida, incluidos sus pensamientos más íntimos? ¿La están vigilando? ¿Quién está detrás de todo esto? Las cosas se pondrán todavía peor cuando empiece a producirse una serie de asesinatos en su entorno más cercano.

Perfect Blue Satoshi Kon

Con esta premisa, ‘Perfect Blue’ nos sumerge en una historia inquietante y absorbente que toma como excusa el fenómeno idol para explorar los temas que le interesan a su director, Satoshi Kon. El primero de ellos, tratado recurrentemente en su filmografía, es el de los límites entre la realidad y la ficción. Límites que aquí se retratan a la perfección jugando con los estados anímicos de la protagonista, con sus ensoñaciones y paranoias, así como con las escenas que pertenecen a la serie televisiva que está rodando, perfectamente entrelazadas con el desarrollo de la trama principal.

Otro tema muy importante que se aborda es el de la identidad personal. La cinta nos plantea preguntas sobre la evolución de nuestro propio yo, sobre si seguimos siendo siempre los mismos o el paso del tiempo y nuestras decisiones terminan por difuminarlo. También se aborda la cuestión de la doble personalidad, cuando Mima sufre las alucinaciones en las que se le aparece su yo idol, para algunos la “Mima verdadera”, lo cual termina suponiendo un punto clave en la resolución de la historia.

Y a todo esto hay que añadir el fresco que se hace de la obsesión, en este caso, hacia un ideal ficticio que es el que representa Mima en su carrera previa a la televisión, antes de que, para algunos, pierda la inocencia (otro tema que también forma parte del trasfondo de la película). Lo más estremecedor del asunto es cómo el asesino que vive esta obsesión conserva la capacidad de actuar con absoluta frialdad. Es consciente de sus actos, pero ello no le hace retroceder, más bien lo ratifica en sus propósitos.

‘Perfect Blue’ fue el primer largometraje escrito y dirigido por Satoshi Kon, estrenado en 1997. La calidad del guión, la complejidad de los personajes y la carga psicológica que contiene convierten a esta película en una obra indispensable no sólo de la animación nipona, sino del 7º arte en general. Este post es también la primera entrega de un especial en el que, tras la trágica muerte de Satoshi Kon, repasaremos su filmografía para honrar su memoria y para que todos aquellos que aún no la conozcan, se embarquen en un viaje irrepetible a través de sus películas.

Curiosidades de ‘Perfect Blue’

  • ‘Perfect Blue’ está basada en la novela homónima escrita por Yoshikazu Takeuchi.
  • En principio estaba pensada para ser una película de acción real, pero tras el terremoto de Kobe de 1995, el estudio de producción quedó dañado y el presupuesto quedó reducido para el de una cinta de animación.
  • Satoshi Kon y Sadayuki Murai (co-guionista de la cinta) cambiaron bastantes aspectos de la novela original. En 2002 se estrenó una nueva película de acción real titulada ‘Perfect Blue: Yume Nara Samete’, más fiel al libro pero mucho menos memorable dirigida por Toshiki Sato.
  • Madonna proyectó algunas imágenes de la película durante el remix de la canción ‘What If Feels Like For a Girl’ en la gira de conciertos ‘The Drowned World 2001’.
  • Darren Aronofsky compró los derechos de la película en EE.UU. para filmar la escena del baño con Jennifer Connelly en su película ‘Réquiem por un sueño’.
  • Katsuhiro Otomo fue acreditado como ‘Supervisor especial’, lo cual ayudó a su distribución en el extranjero así como para su proyección en diversos festivales internacionales, entre otros el Fantasia Festival (Montreal) y el Fantasporto (Portugal), en los que la película fue premiada.
  • Otra película que retrata la obsesión por una idol, aunque con una óptica distinta, es la muy recomendable ‘Kisaragi’, una cinta cargada de humor negro dirigida por Yuichi Sato y estrenada en 2007.

En Zona Fandom | Especial Satoshi Kon

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en