Otakus japoneses piden el derecho a casarse con personajes de 2D

Love Hina

Parece que el frikismo japonés no conoce límites. Desde hace unos días, ha corrido por la red la noticia de que una serie de otakus nipones han redactado una petición formal al gobierno japonés con el que solicitan tener derecho a casarse con personajes de 2 dimensiones, es decir, animados o ilustrados, en lugar de con féminas humanas de 3 dimensiones a las que estamos acostumbrados. Para ello, aspiran a recoger 1 millón de firmas de apoyo, y por el momento ya llevan más de 2.500, cifra nada desdeseñable para una iniciativa tan peculiar.

Con obras como Welcome to the NHK o Chaos;HEAd, hemos podido comprobar que hay muchas personas que viven más (y mejor) en el mundo de la ficción que en ese otro al que llamamos real. Claro, que de ahí a casarte con tu personaje de manga o anime favorito, el trecho es bastante largo. Por otra parte, si llegara a formalizarse esta nueva modalidad de matrimonio (al que supongo que ni el Papa ni la iglesia se opondrán, teniendo en cuenta que no deja de ser la unión entre un hombre y una mujer, como Dios manda), hay ciertas cuestiones que quedan en el aire y que no sé si alguien me podrá responder.

De primeras, ¿cómo se pueden mantener relaciones maritales con un personaje de dibujos animados? Podréis decirme, claro está, que para el poco sexo que tendrán estos superfrikazos en sus vidas, apenas notarán la diferencia. Pero, ¿qué pasa si dos personas deciden casarse con el mismo personaje? Normalmente, sería ella quien eligiera a su pretendiente más apropiado, pero en este caso es un poco complicado. Quizá sería buena idea establecer un sistema de duelos a muerte, de esos con pistola y los diez pasos reglamentarios, para disputarse el amor de bellezas como Champoo, Asuka o algunas de las protagonistas de Love Hina o Battle Club.

A continuación, os dejo un párrafo extraído de la petición online de uno de estos otakus, que no tiene ningún desperdicio. El resto, si sabéis japo, podréis encontrarlo en la web de Shomei.

Nosotros no estamos interesados en las 3D. Si pudiésemos, quisiéramos vivir en un mundo 2D. De cualquier modo, con la actual tecnología esto no es posible. Así pues, ¿Podrían considerar legalizar que nos podamos casar con personajes 2D? Si esto llegase a buen término, quisiera casarme con Mikuru Asahina.

Mikuru

Vía | MundoH

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en