‘Oldboy’, amargo es el sabor de la venganza

Oldboy

Recomendada encarecidamente por un gran amigo, debo reconocer que mis reticencias iniciales a ver la versión de ‘Oldboy’ que Park Chan-Wook rodó en 2003 terminaron por transformarse en completa fascinación ante una de las mejores películas que nos han llegado del lejano oriente en este siglo y, por supuesto, un pináculo indiscutible en lo que a adaptaciones del cómic al cine se refiere. Y ahora, a las puertas del estreno de la versión de fascinante historia de venganzas que Spike Lee ha rodado con Josh Brolin (y a la que le están cayendo no pocos palos críticos al otro lado del charco), Random House aprovecha la oportunidad para hacerse con los derechos del manga de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi anteriormente publicado por Otakuland en estas tierras y nos lo trae en tres gruesos volúmenes de su sello DeBolsillo para que aquellos que nunca nos habíamos acercado a ella tengamos la oportunidad de descubrir cuál es la historia original.

Acostumbrado a la hiper-violencia y al espectacular giro que Wook imprimía al relato llegado el clímax, he de confesar que ‘Oldboy’ me ha decepcionado (ni mucho ni poco, simplemente me ha decepcionado). Y si a algo en concreto hubiera que achacar este sentimiento, creo que apuntaría a dos hechos: su extensión, y el que los motivos últimos del «villano en la sombra» sean de una magnitud tan poco convincente. Con respecto a la primera, hubo momentos durante la lectura que la descomprensión narrativa de la que hace gala la historia llegó a poder con mi paciencia, pasando páginas y más páginas sin que nada de relevancia sucediera en el transcurso de un título que, paradójicamente, no para (y no me preguntéis como tal oxímoron puede llegar a fundirse en las páginas del manga).

En lo que a la segunda atañe, juega muy en contra del manga el haber conocido la trama de forma previa por la cinta de Wook, que conseguía llevar al límite de lo tolerable lo que Tsuchiya y Minegishi sólo llegan a plantear de forma tímida a lo largo de las más de 1600 páginas de que constan los tres volúmenes publicados por Random House. De todas formas, estas dos cortapisas no quitan para poder valorar en su justa medida el arte de Minegishi (de una clarísima capacidad expositiva que nunca da lugar a las típicas confusiones de la que hacen gala muchos títulos llegados del país del sol naciente) y la soterrada fuerza que el guionista imprime a una historia que, de nuevo, alcanzó todo su potencial cuando ese personaje llamado Goto pasa a llamarse Oh-Daesu.

Oldboy

7EXTENSA
  • Autores: Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi
  • Editorial: Random House
  • Encuadernación: 3 vols. rústica
  • Páginas: 624 y 528
  • Precio: 15,95 euros c/u

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo con tu crítica.
    Yo leí los tomos de Otakuland después de ver la película y coincido plenamente. La película es una obra maestra (de las pocas que tengo en bluray) y precisamente lo mejor de la peli es lo que cambia con respecto al cómic. La venganza está justificada en el film pero en el manga ni siquiera llegué a entender cual es el verdadero motivo para una venganza tan cruel.
    Y la extensión…páginas y páginas de pura paja…
    Como bien has dicho, decepcionante.
    Saludos.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.