‘Oda a Kirihito’, heroísmo exacerbado

Oda_a_Kirihito

Como si de un grueso novelón ruso se tratara, ‘Oda a Kirihito’ nos presenta una historia cargada de épica, drama, tragedia y heroísmo, con un protagonista que se enfrenta a infinidad de adversidades, impulsado solo por su sentido de la justicia y su deseo de recuperar lo que le ha sido arrebatado. La obra se publicó originalmente en Japón entre 1970 y 1971, y hace unos años llegó a nuestro país en tres volúmenes, de la mano de la extinta editorial Otakuland. Sin embargo, llevaba ya tiempo descatalogada, así que es una estupenda noticia que ECC nos presente esta nueva edición en dos tomos con la que (re)descubrir este clásico del gran Osamu Tezuka.

La publicación de esta obra coincidió con una época muy prolífica para su autor, impulsado no solo por su genio creativo, sino también por unas acuciantes dificultades económicas. ‘Oda a Kirihito’ forma parte de esas obras de registro más oscuro que firmó Tezuka en su madurez, entre las que también se cuentan ‘Ayako’, ‘MW’ o ‘El libro de los insectos humanos’. Estos mangas marcaron el salto de Tezuka al público adulto, no solo en cuanto a temática, sino también en lo relativo a la experimentación gráfica y narrativa, algo de lo que ‘Oda a Kirhito’ es un gran ejemplo.

La historia gira en torno a la misteriosa enfermedad de Monmo, que produce unas terribles deformaciones en el cuerpo humano, provocando que el enfermo acabe pareciendo una especie de animal salvaje. Kirihito Osanai es un joven médico que está estudiando esta enfermedad. Para ello, se traslada hasta Inugamisawa, una pequeña aldea en la que se han registrado varios casos de este mal. Allí dará comienzo su calvario, una tremenda sucesión de calamidades que pondrá en mil y un apuros al pobre Kirihito, mientras sus pasos lo conducen desde Japón hasta otros países como Taiwán y Siria. La variedad de localizaciones se convierte así en uno de los puntos fuertes de esta obra, así como la complejidad de los personajes y el incesante ritmo, ya que no dejan de ocurrir cosas en las 800 páginas que dura esta oda.

A Kirihito hay que sumar otros interesantes personajes que también luchan por sobrevivir o por salirse con la suya. Tenemos al doctor Urabe, que también investiga la enfermedad de Monmo, al tiempo que intenta contener sus inquietantes pulsiones sexuales. Está el profesor Tatsugaura y sus maquinaciones para llegar a ser el director de la asociación médica de Japón. Y Reika, la joven contorsionista que se gana la vida con un peligrosísimo espectáculo circense por el que se sumerge en aceite hirviendo. O Helen, la monja enferma de Monmo que intenta encontrar la redención entregándose a los demás. Un reparto de lujo para una historia absorbente, intensa y emotiva. Con ‘Oda a Kirihito’, Tezuka también aprovechó para abordar ciertos temas de la actualidad de la época, como la crisis del petróleo, y para dar rienda a algunos de los conocimientos extraídos de sus años como estudiante de medicina. Unos conocimientos a los que, un par de años después de esta obra, sacó tremendo partido con otro de sus clásicos, ‘Black Jack’. Por todo ello, ‘Oda a Kirihito’ es una razón más para confirmar a Osamu Tezuka como el dios del manga.

Oda a Kirihito (2 volúmenes)

  • Autor: Osamu Tezuka
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 400 / 432
  • Precio: 22 euros cada volumen

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.