Nos quedamos sin Ghibli

Ghibli

Hace menos de un año los amantes del cine de animación despedíamos con honda emoción a un Hayao Miyazaki que se jubilaba, dejándonos huérfanos a sus incontables seguidores del genio que había puesto en pie la única compañía de animación capaz de tratar de tú a tú a Pixar.

En los meses que han pasado desde entonces, los rumores acerca de un cierre del departamento de animación de Ghibli eran cada vez más intensos y hace pocas horas hemos sabido de mano de Toshio Suzuki (uno de los productores dela compañía) que la casa de Totoro, Ponyo o Mononoke clausura su rama animada para quedarse como simple gestora de las muchas marcas registradas derivadas de sus producciones.

Para alguien que lleva siguiendo a las maravillas salidas de la imaginación de los responsables del estudio desde que hace casi tres décadas, que Ghibli cierre supone un duro varapalo, máxime cuando, además, era el “último” bastión de animación tradicional que se resistía a los avances de la tecnología digital. Hoy, sin duda alguna, el mundo del cine es un poco más gris.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

3 Comentarios

    • Ahora dicen que es temporal Jomonge, pero bien que se han apresurado a despedir a todos los animadores que tenían en plantilla.

  1. Es una noticia triste para la animación y el cine en general. Cada una de sus película te hacía viajar a lugares inexplorados a la para que maravillosos. Se la va a extrañar mucho a la compañía.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.