‘Millennium Actress’, la búsqueda eterna de Chiyoko [Especial Satoshi Kon]

Millennium Actress: Las múltiples vidas de Chiyoko
*’Millennium Actress’ narra la las múltiples vidas de Chiyoko Fujiwara*, y la eterna búsqueda de un amor imposible. Con una idea tan aparentemente sencilla, Satoshi Kon creó una genialidad, una película de una belleza tan sublime que es difícil no considerarla como una *obra maestra del cine* de todos los tiempos.

Como toda aventura en la que sea tu vida la que esté en juego, ‘Millennium Actress’ *comienza con la tensión de una cuenta atrás*, en la que Kon parece avisar al espectador: prepárense que la acción comienza, agárrense a lo que puedan porque el camino será duro. Para Chiyoko, una de las actrices más famosas y enigmáticas del cine clásico japonés, toda su vida es un camino, una búsqueda incansable movida por un sueño imposible. Vamos a acompañarla.

Y ahí conocemos a *Genya Tachibana, cineasta, fanático incondicional de Chiyoko* y las películas que rodó. Se nos presenta viendo la cuenta atrás de una película futurista de la actriz y repitiendo los diálogos de memoria… porque él también está a punto de dar paso a un viaje arriesgado, que jamás se había atrevido a iniciar y que pocos habían tenido la suerte de poder llevar a cabo: conocer personalmente y entrevistar a una actriz tan poco accesible, y por la que tanta pasión siente.

Millennium Actress: Las múltiples vidas de Chiyoko

Una técnica sublime

*La clave de la película es la técnica utilizada por Kon* para narrar la vida de Chiyoko mientras se la cuenta a un hipnotizado Genya y al despistado cámara *Kyōji Ida*, que durante toda la película representará al propio espectador. Alivio cómico, pensarán algunos de éste personaje, y quizás así habría sido de no estar Kon detrás del proyecto. Pero el director le convierte en *la voz del espectador durante la película*, y pronunciará en voz alta lo que se nos pasa por la cabeza a los que estamos a este lado de la pantalla.

Porque cuando Satoshi decide que es buena hora para mostrar a Chiyoko como princesa feudal en una batalla en la Era Sengoku en un rápido cambio de plano, al pobre Kyōji sólo le falta decir «¿Pero qué coj…?». Con un representante así dentro de la narración, *¿cómo no implicarse en la historia*, sentir arrastrado en una vertiginosa carrera, aunque estemos en la butaca?

Kon hace grande esta melancólica historia contando la vida de Chiyoko con el trasfondo de las películas que rodó, *saltando de una ambientación a otra sin aviso previo*, pero manteniendo los personajes y la continuidad de la trama: los años del fascismo y la Segunda Guerra Mundial, la época dorada de los samurais, e incluso un viaje futurista al espacio… *los mil años de Chiyoko*.

Y todo mientras el pobre cámara/espectador trata de mantenerse al ritmo de la historia, habiendo empezado ya a pié cambiado desde primera hora.

Millennium Actress: La llave de Chiyoko

La eterna búsqueda del amor platónico

Eso sí, *’Millennium Actress’ es un dramón de cuidado*. Preciosa, pero dramón. Es difícil no sentir lástima por Chiyoko, al ver que lleva enamorada de un tipo misterioso desde que era una quinceañera, un revolucionario fugado de la justicia con el que se cruza por accidente. Un amor a primer trompazo que marcará su vida y la convertirá en una búsqueda sin final.

Desde ese primer encuentro todo en la vida de la chica, incluso la decisión de dedicarse al cine, tendrá el mismo fin: encontrar de nuevo al misterioso hombre, devolverle la llave que le pidió que guardara cuando le conoció, y todo *sin saber qué es lo que protege ni de lo que huye*.

Pese al tono cansado de la anciana Chiyoko, fruto de años de búsqueda constante, *el ritmo de la película es brutal*. No hay apenas respiro, ni pausas entre los sucesivos cambios ambientación. El resultado es apasionante, te mantiene agarrado a la silla. Y todo esto lo dice alguien que, por si alguno no lo sabe, aprecia el anime pero apenas lo consume.

Si alguna vez alguien me vuelve a decir que «los dibujos animados son para niños», creo que es la obra perfecta para demostrar lo estúpido de esa afirmación.

Millennium Actress: ¡Corre, Chiyoko, corre!

Curiosidades de ‘Millennium Actress’

* La obra no tuvo demasiada publicidad y apenas recaudó 37.000 dólares en la taquilla americana entre las pocas ciudades en las que se proyectó. No he encontrado datos de cuánto recaudó en Japón.
* El personaje de Chiyoko está inspirado en Setsuko Hara y en Hideko Takamine, divas del cine clásico japonés. Aunque Satoshi Kon reconoció ambas inspiraciones, insistía en que ante todo se trata de un personaje universal.
* Entre las ambientaciones que se utilizan como trasfondo para narrar la vida de Chiyoko, encontramos las películas en las que participó. Recuerdan en algunos momentos al cine de Kurosawa (como ‘Trono de Sangre’), y al de otros directores clásicos japoneses. Esto es intencional, con el objetivo de que al espectador le sonara el estilo utilizado en cada época del cine japonés clásico.
* Para que las películas de Chiyoko parecieran antiguas, se filmaron por separado y se le aplicaron procesos y técnicas diferenciadas, sin utilizar efectos generados por ordenador.
* Chiyoko afirma que su vida estaba ligada a los terremotos, por lo que se pueden deducir varias fechas. Nació durante el Gran Terremoto de Kanto (1 de septiembre de 1923). Abandonó su carrera en el cine tras otro gran terremoto, probablemente el de Niigata (16 de Junio de 1964). El rodaje de la entrevista a la Chiyoko anciana sucede durante el terremoto de Honshu Oeste (6 de Octubre de 2000).

En ZonaFandom | Especial Satoshi Kon

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en