MadHouse vuelve al trabajo con la última película de Satoshi Kon

Satoshi Kon

El estudio de animación MADHOUSE ha anunciado oficialmente que vuelve a reanudar la producción de ‘Yume-Miru Kikai’ (The Dream Machine), la quinta y última película en la que estaba trabajando el director Satoshi Kon (‘Perfect Blue’, ‘Paprika’…) antes de su muerte el pasado mes de agosto.

El diseñador de personajes y director de animación Yoshimi Itazu (‘Dennō Coil’) se encargará de concluir el trabajo de Kon asumiendo el rol de «director en funciones» mientras que Toshiyuki Inoue (‘Blood: The Last Vampire’, ‘Blue Submarine No. 6’, ‘Dennō Coil’, ‘Magnetic Rose’, ‘Paprika’) ahora ejerce las funciones de director de animación adjunto. Susumu Hirasawa (‘Millennium Actress’, ‘Paprika’, ‘Paranoia Agent’, ‘Berserk’) compondrá la música.

Con estos cambios y la vuelta al trabajo, el fundador del estudio, Masao Maruyama, cumple así con su promesa hacia Kon cuando este le expuso su preocupación al verse obligado a abandonar el proyecto (y, lo que es peor, la vida). «Está bien. No te preocupes, nosotros haremos lo que sea necesario«. MADHOUSE no ha especificado ninguna fecha para el estreno de la película pero los seguidores de Kon y el buen cine esperaremos atentos. Os dejo con las primeras imágenes de la película…

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

The Dream Machine Yume-Miru Kikai

Vía | Anime News Network
Sitio oficial | Yum

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en