Lupin III: El castillo de Cagliostro [Especial Studio Ghibli]

Aunque la primera película del Studio Ghibli fue Kaze no Tani no Nausicaä (Nausicaä del Valle del Viento, 1984), hemos decidido remontarnos en el arranque de nuestro especial hasta el primer trabajo de Hayao Miyazaki para el cine. Hablo por supuesto de la celebrada Rupan Sansei: Kariosutoro no Shiro (Lupin III: El castillo de Cagliostro, 1979), la segunda de las cinco películas basadas en los personajes del popular manga de Monkey Punch y su correspondiente adaptación al anime del que precisamente Miyazaki co-dirigió un buen número de episodios en compañía de su colega Isao Takahata.

Lupin III es el nieto del famoso ladrón de guante blanco Arsene Lupin (un personaje creado por el novelista francés Maurice Leblanc) y haciendo honor a su estirpe, es el granuja más buscado del mundo junto a sus amigos y compañeros de aventuras, el pistolero Daisuke Jigen y el maestro de la espada Goemon Ishikawa XIII. Junto a ellos encontramos también a Fujiko Mine, una bella y misteriosa mujer a la que no conviene dar la espalda y que juega tantas veces en el papel de aliada como en el de rival; y, como no, al inspector de la Interpol Koichi Zenigata, condenado a pisarle los talones a Lupin mientras trata de capturarlo (infructuosamente).

En El Castillo de Cagliostro, Lupin y Jigen huyen tras robar en el casino de Mónaco tan solo para descubrir que el dinero del botín es falso. Los billetes son una falsificación prácticamente perfecta, indetectable a ojos profanos; una leyenda por la que casi logró ser asesinado nuestro protagonista al principio de su carrera delictiva. Lupin decide que ha llegado el momento de volver a intentarlo de nuevo y se embarca en una búsqueda que siguiendo el rastro del dinero le lleva hasta el ducado de Cagliostro. Nada más llegar se topa con una joven vestida de novia perseguida por unos matones. ¿Quién es? ¿Por qué la persiguen? No seré yo quien os desbarate el argumento de una de mis películas preferidas.

Hayao Miyazaki ya apuntaba maneras en este su primer film en el que encontramos muchas de las claves que han terminado consagrando al director. Cagliosotro es divertida, fresca, rebosante de acción y aventura, y la calidad de su animación logra dar vértigo en según que escenas. Es Lupin sí, pero también es Miyazaki al cien por cien. Recomendable para todas las edades con un único requisito: querer pasarlo bien.

Algunas curiosidades

* En el mundo real, Cagliostro fue un timador del siglo 18 que falsificaba dinero y se hacía pasar por conde.
* El argumento de la película se inspira levemente en una de las novelas de Maurice Leblanc, concretamente en La comtesse de Cagliostro (La condesa de Cagliosotro, 1924) donde aparece una misteriosa mujer que resulta ser la nieta del auténtico Cagliostro y en el que Clarisse termina casándose con Lupin.
* La idea del «tesoro bajo el agua» también procede de otro de los relatos de Leblanc: La Demoiselle aux Yeux Verts (La dama de los ojos verdes).
* Cagliostro fue votada por los lectores de la revista japonesa Animage como «el mejor anime de la historia» hasta que Nausicaä le arrebató el título. Lo mismo sucedió con su heroina, Clarisse, que también se mantuvo como la preferida hasta el arrollador éxito del primer film de Ghibli.
* Lupin utiliza en la película un Fiat 500, el coche que tenía el animador jefe del anime Yasuo Ohtsuka (Miyazaki escribió un ensayo acerca de Ohtsuka y su coche para la autobiografía de este, Sakuga Asemamire). El coche de Clarisse es un Citroen 2CV, el primer coche de Miyazaki y sobre el que el director llegó a publicar un manga de 7 páginas en 1989 para la revista de coches NAVI.
* Existen dos videojuegos basados en la película aunque tal vez deberíamos decir uno y medio. El primero es un Laserdisc interactivo llamado Cliff Hanger que utiliza escenas de Cagliostro y otra película de Lupin, Rupan Sansei: Rupan tai Fukusei Ningen (El misterio de Mamo). El segundo por su parte se lanzó en 1997 para la PlayStation original y aunque consiste en resolver puzzles, su principal propósito no es otro que el de servir como una enciclopedia interactiva de la película.
* Desde hace años circula el rumor de que Spielberg quedó fascinado por la película y llegó a declarar que la escena inicial era la mejor persecución automovilística de la historia del cine. Se desconoce si es cierto o no pero independientemente de lo que opine el rey Midas de Hollywood, El Castillo de Cagliostro es una gran película cargada de esa magia tan especial que tienen todas las cosas tocadas por el genio de Miyazaki.

En Zona Fandom | Especial Studio Ghibli

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en