Little Nemo, según Hayao Miyazaki

Atentos a este vídeo de diciembre de 1984, una prueba de animación de Little Nemo dirigida por Yoshifumi Kondo (Whisper Of The Heart) bajo las órdenes de Hayao Miyazaki e Isao Takahata cuando estos estaban implicados en la preproducción de esta película. Lástima que ambos decidieran abandonarlo para trabajar en otros proyectos a causa de sus diferencias creativas con la productora.

Little Nemo: Adventures In Slumberland (El Pequeño Nemo: Aventura en la Tierra de los Sueños) es toda una leyenda en el mundo de la animación a causa de la enorme cantidad de artistas que estuvieron implicados en ella en un momento u otro durante la década que le costó a la TMS (Tokyo Movie Shinsha) sacar el proyecto adelante. George Lucas, Chuck Jones, Gary Kurtz, Ray Bradbury, Chris Columbus, Moebius, John Canemaker, Frank Thomas o Brad Bird entre otros muchos llegaron a subirse al carro de esta adaptación de la obra maestra del comic de Winsor McCay que terminaron codirigiendo Bill Hurtz (George de la Jungla, El Unicornio en el Jardín) y Masami Hata (Sea Prince and the Fire Child).

Hace demasiado tiempo desde que vi la película como para recordar si lograron sacar algo en claro de tal batiburrillo pero no me temblaría el pulso lo más mínimo si pudiese borrarla de la faz de la tierra y hacer realidad la versión de Miyazaki. Que sencillo es dejar volar la imaginación.

Vía | 4 color rebellion
Vídeo | Little Nemo Test Film (Youtube)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en