‘La extraña historia de la isla Panorama’, la fina línea entre los sueños y la realidad

panorama1.jpgSuehiro Maruo es un mangaka con un estilo muy personal que siempre ha destacado por el tono surrealista y onírico que imprime a sus obras. Curtido principalmente en el campo del terror, sus mangas van desde los temas recurrentes en el género (‘La sonrisa del vampiro’) hasta las historias que directamente te ponen la barriga del revés (‘DDT’). Con ‘La extraña historia de la isla Panorama’ mantiene buena parte de estas características pero con un trazo más limpio y con un guión adaptado de un texto de Ranpo Edogawa, célebre escritor de novelas policiacas y de misterio, de quien heredó su apellido el Detective Conan de Gosho Aoyama.

Este manga nos presenta a Hirosuke Hitomi, un escritor en horas bajas que está preparando una novela titulada ‘Sobre Ra’, en la que un hombre consigue una inmensa fortuna y la invierte en construir un Edén sobre la tierra. En su interior, Hitomi tiene ese mismo anhelo, y su oportunidad se presenta cuando se entera del fallecimiento de un antiguo compañero suyo de la Universidad, que había conseguido amasar una enorme fortuna. Ambos se parecían muchísimo físicamente, así que a Hitomi se le enciende la bombilla y decide tratar de suplantar al muerto para hacerse con sus riquezas y así crear el paraíso con el que sueña.

panorama3.jpg

Tras un primer capítulo un tanto acelerado en el que Maruo pone sobre el tapete los principales ingredientes de la trama, la historia empieza a desarrollarse con un ritmo más reposado y vamos conociendo a otros personajes que por la expresividad que les aporta el autor siempre parecen estar ocultando algún maquiavélico secreto. La atmósfera inquietante de la obra va fortaleciéndose progresivamente, a medida que el megalómano sueño del protagonista va tomando forma.

Pero lo mejor con diferencia de este manga es su apartado gráfico. No encontraremos aquí las escenas crueles o incluso sádicas de otras obras de Maruo, pero sí su pasión por la pintura, especialmente por la surrealista, a la que homenajea continuamente durante la obra. Desde ‘La isla de los muertos’ de Böcklin a los grabados eróticos de la Antigüedad, pasando por otra multitud de guiños que los más entendidos en arte sin duda sabrán apreciar.

panorama2.jpg

Maruo juega a menudo con el uso de splash-pages que por la belleza de las ilustraciones jamás resultan gratuitas. También se atreve a experimentar un poco con la distribución de viñetas en las páginas, aunque sólo para reforzar el impacto de determinadas secuencias. Es por tanto un manga en el que lo más importante es la ambientación, las sensaciones que produce en el lector la mezcla propuesta de elementos reales y oníricos. Desconozco la descripción original de la isla Panorama en la novela de Edogawa, pero tengo la certeza de que Maruo ha sabido hacerle justicia.

Partiendo de un argumento un tanto extraño, pero bien llevado, Maruo consigue firmar un manga de gran belleza visual. Esta virtud consigue suplir los dos defectos principales de esta obra: el primero, que llega un punto en que la acción permanece estática y es sólo la calidad de los dibujos lo que nos hace seguir; y el segundo, la brusquedad del final. Es por tanto un cómic que no absorbe pero sí te envuelve, transportándote a una realidad distinta a medio camino entre un sueño plácido y la peor de las pesadillas.

Ficha Técnica

panoramareview.jpg

  • Título: La extraña historia de la isla Panorama
  • Autor: Suehiro Maruo
  • Editorial: Glénat
  • Editorial Japón: Enterbrain
  • Número de tomos: 1
  • Formato: Rústica con solapas // 280 páginas // B&N y color
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en