Kurosagi, servicio de entrega de cadáveres

Kurosagi

Al ojear el manga de Kurosagi para ver si me lo compraba me dio la impresión de que los personajes estaban mal dibujados, sobre todo la perspectiva de las caras, asemejándose más al trabajo de un amateur que de un autor profesional, Housui Yamazaki. Pese a este fallo, que conforme avanza la historia se va solventando, me decidí a llevármelo a casa después de leer el primer capítulo y ver que la trama tenía ese toque de gore, comedia y moralidad que tanto me gusta.

La serie cuenta como 5 universitarios con poderes y habilidades un tanto peculiares se unen para formar una empresa también la mar de particular. Kuro Karatsu es un Itako, conocido en el mundo occidental como un médium, que puede hablar con los muertos si estos tienen algo que decir. Está en su último año de Universidad y anda buscando trabajo, pero las ofertas que encuentra son de lo más variopintas sobre todo al haber estudiado en una universidad budista donde la nota de corte es muy baja.

Durante su intento de encontrar algo decente conoce a Ao Sasaki, responsable de un equipo de voluntarios para entonar sutras a muertos. Al no hallar nada mejor acepta la oferta de Sasaki y empieza a trabajar junto a los otros chicos singulares que forman el grupo.

Kurosagi - 2

En él se encuentran gente tan diversa como Makoto Numata, un chico con el don de la rabdomancia y que gracias a su péndulo puede hallar cadáveres. Keiko Makino se encarga de maquillar y embalsamar a los muertos, y es la que da el toque kawaii al grupo debido a su pequeña estatura y a su forma de vestirse de lolita gótica. Y por último, el más raro del grupo, Yuji Yata, un canalizador que se encuentra en contacto con un alíen el cual le habla a través de un muñeco de trapo, Kereeres, que lleva en su mano. Parece que está chalado o que tiene desdoblamiento de personalidad ya que cuando habla el muñeco se comporta de manera borde y sin pelos en la lengua, justo al contrario de como es normalmente. Sin embargo a veces ve cosas que hacen que parezca que no esté tan chalado después de todo.

Tras resolver el primer caso, ganan por casualidad la lotería creando con ello el servicio de entrega de cadáveres Kurosagi. Con Sasaki como cabecilla, ya que se conoce bastante el mundillo al tener muchos contactos, se dedicarán a encontrar muertos desdichados y hacer sus últimas voluntades como enterrarlos debidamente para que puedan descansar en paz a cambio de una remuneración, aunque muchas veces se llevan más bien poco o nada de ello.

Como curiosidad sale un pájaro en las primeras hojas del manga y en el logotipo de la empresa. Se trata de una grulla negra que es lo que significa Kurosagi y es el símbolo de la muerte para los japoneses, lo contrario que la cigüeña que es el símbolo de nacimiento.

3 estrellas para Kurosagi

Con Kurosagi nos encontramos con una serie en la que el guionista Eiji Otsuka (MPD Psycho, Detective Ritual) intenta sobre todo jugar con la ética de las personas y que no deja indiferente a nadie. Resulta un poco repetitivo el tema de las historias ya que normalmente trata de encontrar un cadáver para ganar dinero y luego descubrir lo que realmente le pasó para que su alma pueda ir al mundo de los muertos tranquila, pero esto cambia a partir del tomo sexto donde empezamos a unir las piezas que se han ido soltando a lo largo del resto de tomos. En general es un manga con grandes toques gores y de humor negro que me recuerdan a veces a la serie a 2 metros bajo tierra (comedia dramática de una familia que se encarga de una funeraria) o al manga Judge (un juez del inframundo que castiga los asesinatos injustos) de Fujihiko Hosono.

Etiquetas

HAL 9000 @

Compartir este Artículo en