Koji Morimoto y Nike en el último anuncio de NikeID

Este anuncio de NikeID es el último trabajo realizado por Koji Morimoto, uno de los directores de anime más interesantes de Japón gracias a su peculiar estilo y arriesgadas propuestas, realizadas tras los bizarros muros del Studio 4ºC fundado por él. Como en la mayoría de sus trabajos anteriores, este anuncio está marcado por la integración de personajes 2D sobre escenarios 3D.

Morimoto comenzó su carrera como animador en la serie de anime de Ashita no Joe (Tomorrow’s Joe) y rápidamente adquirió protagonismo dentro del panorama nacional donde se le abrieron muchas puertas tras colaborar junto a Takashi Nakamura (director de animación de Akira) en el corto de Katsuhiro Otomo The Order to Stop Construction (Trabajos de construcción suspendidos) de la película Manie Manie: Meikyû monogatari (editada en España por Selecta Visión como Laberinto de Historias).

Aprovechando el momento, Morimoto participó como animador de la archiconocida Akira y dirigiendo primero el cortometraje Franken’s Gears de la película Robot Carnival y más tarde Magnetic Rose, una de las mejores piezas de Memories. A partir de ahí podemos destacar su trabajo en Macross Plus (concretamente las escenas de conciertos), videoclips como Extra de Ken Ishii o Survival de Glay, y las películas de Tekkon Kinkreet y Animatrix (donde fue invitado por los hermanos Wachowski para dirigir el corto Beyond). Actualmente se encuentra trabajando en su segundo largometraje, la varias veces retrasada Sachiko.

Vía | Danny Choo
Vídeo | Youtube
Sitio oficial | NikeID

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en