‘Hipira-kun’ de Otomo tendrá anime

Aunque Katsuhiro Otomo es más conocido por ser el autor de historias bien adultas como ‘Akira’, ‘Steamboy’ o ‘Memories’, el mangaka y director también se encuentra detrás de títulos tan curiosos y entrañables como ‘Hipira-kun’ (conocido en los EE.UU. como ‘Hipira: The Little Vampire’), un libro infantil con guión del propio Otomo e ilustraciones de Shinji Kimura que narra las aventuras de un pequeño vampiro llamado Hipira junto al resto de residentes de Salta, una ciudad vampírica sumida en una noche eterna.

El libro se publicó en Japón en 2002 y hasta el momento ha sido traducido al inglés y el francés. Ahora, el canal de televisión por cable NHK BS2 acaba de anunciar que estrenará su versión animada el próximo 21 de diciembre, emitiéndose durante cinco días consecutivos en el programa BS Fuyu Yusumi Anime Tokusen.

El anime está dirigido por Kimura, quien además de ser un viejo colaborador de Otomo también ha participado en películas como ‘Mi Vecino Totoro’ y dirigió el segmento ‘Deathtic 4’ de ‘Genius Party’. La producción corre por cuenta de Sunrise y entre su equipo técnico encontramos a Kodai Sato a cargo de los CGI y a Keiichi Momose (‘Blood: The Last Vampire’, ‘Freedom’, ‘Steamboy’) supervisando la banda sonora realizada por Conisch (‘Kurogane no Linebarrels’). Yumiko Kobayashi podrá voz a Hipira mientras que Sayaka Ohara interpretará a Soul-kun.

Vía | Anime News Network
Sitio oficial | Hipira-kun (japonés)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en