‘Hero Tales’, un shonen con todas las letras

herotales2.jpg

‘Hero Tales’, la nueva obra de Hiromu Arakawa, nos transporta a la antigua China para seguir las peripecias de Taito, un joven con un increíble poder latente en su interior que deberá aprender a controlar para enfrentarse al malvado emperador que tiene oprimidos a sus súbditos. Sus aventuras comienzan cuando recibe una poderosa espada llamada Kenkaran Bu, durante su ceremonia de mayoría de edad. A partir de entonces, emprenderá un viaje en compañía de su hermana Raira y de otro joven guerrero, Ryuko, para conseguir cumplir su objetivo.

Con esta premisa y con la lectura del primer tomo, queda claro que nos encontramos ante un shonen en estado puro: combates en el primer plano de la narración, algunos toques humorísticos para agilizar la lectura y un variado elenco de personajes que intentarán conseguir el carisma necesario para grabarse en la memoria de los lectores. Como shonen que es, esta obra conlleva unas ventajas e inconvenientes cuyo equilibrio será decisivo para determinar el futuro de este manga.

Empecemos por los peros. El primero y más claro es la inevitable comparación con la obra más conocida de Arakawa, ‘Fullmetal Alchemist’. Un peligroso precedente, ya que la complejidad del mundo ficticio que nos presenta y el interés de su trama aún están muy lejos de lo que nos ofrece ‘Hero Tales’. Claro está que esta serie apenas acaba de arrancar, pero tendrá difícil igualar a su predecesora y, por el momento, su interés se basa en el dinámico ritmo de la narración, pero lo de las espadas mágicas y las leyendas de las artes marciales ya está muy visto, con la única diferencia que aquí se basan en tradiciones chinas en lugar de japonesas.

herotales3.jpg

A parte de esto, los demás inconvenientes son los propios de cualquier shonen: por una parte, el género ya está muy explotado, los autores suelen repetir esquemas y la innovación se vuelve cada vez más difícil. También sabemos que en esencia todo se limita al enésimo enfrentamiento entre los buenos y los malos, y que si la cosa termina por engancharnos, será porque nos encontremos peligros cada vez mayores y personajes con gran carisma. El prota, de momento, es poco llamativo, y lo villanos tampoco terminan de sobrecogernos con sus apariciones. Espero, eso sí, que esta cuestión se vaya resolviendo con el paso de los tomos.

Veamos ahora los puntos fuertes de este manga. El más importante sin duda es la ambientación. El folklore chino apenas se ha explotado en el manga, y de hecho esto es lo que más me llamó la atención de ‘Hero Tales’ cuando me enteré de su existencia. En ese sentido, la recreación de los escenarios, el diseño de los vestuarios y la referencia a mitos de la imaginería china son destacables, y están forzados a ser la principal preocupación de sus autores para que este manga termine siendo algo especial. Por lo demás, el primer tomo se lee con gusto, no decepciona y el dibujo de Arakawa sigue siendo certero con las escenas de acción, e imaginativo con el diseño de personajes.

En resumen, ‘Hero Tales’ es un manga que por el momento no se diferencia demasiado del resto de shonen que circulan por las estanterías. Tiene a su favor el estar ambientado en un país y en una época que no suelen ser los habituales en estas historias, aunque la cuestión de la espada y las artes marciales ya está más que mascada. Pero aunque todavía no aporte nada nuevo, lo cierto es que resulta entretenido. Por tanto, creo que vale la pena darle una oportunidad y seguir la serie durante sus primeros tomos. Tras esta prueba de fuego, si los personajes y las situaciones no nos enganchan, será el momento de buscar por otro lado.

Ficha técnica

heroreview.jpg

* Título: Hero Tales
* Guión: Ryo Yashiro
* Dibujo: Hiromu Arakawa
* Editorial: Norma
* Tomos publicados: 1 (serie abierta)
* Formato: Rústica con sobrecubierta // 180 págs. // B&N y color
* Precio: 7.50 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en