‘El olmo del Cáucaso’, en la variedad está el genio

El olmo del caucaso

Habiéndola dejado de lado en su momento no sé muy bien por qué motivo —de hecho, así de memoria os diría que era lo único que me faltaba de Taniguchi por leer— la verdad es que lo que me esperaba de esta colección de relatos cortos era algo cortado por el mismo patrón que aquello que mejor ha caracterizado hasta la fecha lo que el autor nipón ha venido desarrollando en sus títulos más granados, esto es, una mirada nostálgica a la infancia a través de algún artificio fantástico —el viaje al pasado de ‘Barrio Lejano’— o real —el diario de ‘El Almanaque de Mi Padre’—. Lo que me he encontrado, no obstante, no tiene nada que ver con mis expectativas, algo que, a la postre, redunda si cabe en una mejor valoración de tan curiosa lectura y vuelve a afirmar con contundencia algo que ya sabemos de sobra acerca de tan enorme artista: que Jiro Taniguchi no conoce límites.

Aunque los relatos de Utsumi están preñados de una melancolía en muchos momentos extrema, se nota en ellos que la mano de Taniguchi se ha limitado al dibujo, dejando el artista que sea la voz del escritor nipón la que vaya describiendo esos personajes en los que la nostalgia cruje como las hojas de ese olmo del capítulo que abre la lectura que cada otoño muda sus hojas para disgusto del vecindario. La grandeza del trabajo del autor de ‘Barrio Lejano’ —que Ponent Mon también reedita este mes en tapa dura— es adaptarse como lo hace a lo que cada historia le va dictando sin perder en ningún momento la limpieza y claridad que le caracterizan.

Observador sagaz de la realidad que le rodea, Taniguchi siempre ha demostrado un gusto desmesurado por el detalle, algo que se observa en cada página, y que le lleva a dibujar unas delicadas viñetas que parecen sacadas directamente de la realidad del país del sol naciente. A través de momentos tan emotivos como ese padre reencontrándose con su hija a través de un cuadro, la hermana que de repente descubre el gran amor fraternal que le une a su alejado hermano, los ancianos que descubren el amor en el otoño de sus vidas o la mujer que recupera el recuerdo de su desaparecido marido mediante un simbólico cuadro, casi logramos descubrir de nuevo a un artista que sabe de sobra cómo no caer en la monotonía al tiempo que demuestra un conocimiento perfecto de los senderos hacia el corazón de los lectores.

Tanto si nunca has leído nada de Taniguchi —ya te valdría si así fuera—, como si sí lo has hecho, esta obra es un punto de entrada perfecto a la tebeografía de un autor asombroso. Es más, incluso si ‘El olmo del Cáucaso’ ya figura en tu tebeoteca en su anterior edición, yo no dudaría ni un instante en hacerme con este nuevo y mucho más duradero formato, que bien vale el desembolso.

El olmo del Cáucaso

  • Autores:Ryiuchiro Utsumi & Jiro Taniguchi
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 224 páginas
  • Precio: 19 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.