El Islam contra Jojo Bizarre Adventures

Jojo Bizarre Adventures y el CoránAntes de empezar me gustaría aclarar que si alguien busca connotaciones racistas en esta entrada, que se ahorre el esfuerzo. Sólo quiero aprovechar este pequeño espacio para difundir una triste noticia que demuestra el uso de la religión (sea la que sea) como instrumento de censura y control de las masas. Parece mentira que noticias como estas sigan siéndolo en el siglo XXI.

Jojo Bizarre Adventures, un manga que actualmente no tiene distribución en España (aunque llegó en forma de videojuego) ha levantado las iras de los religiosos musulmanes. La causa de este gran cabreo es, racionalmente, una soberana estupidez que recuerda tristemente al enorme revuelo que levantó aquella famosa caricatura de Mahoma que se publicó hace bastante tiempo en un diario europeo.

La chispa que ha encendido la estúpida polémica es una escena del anime en la que el villano de turno ordena el asesinato de un personaje mientras lee el Corán. Como curiosidad decir que en el manga original no aparecía el Corán, sino que los carácter arábicos fueron incluidos sólo en el anime.

Shueisha, la editorial japonesa encargada de la distribución, haciendo gala de la característica cortesía japonesa, ha pedido disculpas públicamente a todo aquel que se pueda sentir ofendido ante las imágenes contenidas en el anime, y ha parado la distribución del mismo en pos de ser revisado y eliminar todas las escenas susceptibles de polémica.

Como apreciación personal, y tal como he dicho al principio, me parece lamentable que aún hoy en día sea la religión y no la razón la que mueva los pensamiento y las acciones de un sector de los devotos (no todos son tan radicales) de una religión determinada. ¿Qué pensáis vosotros de las religiones que condicionan plenamente a una sociedad? Por favor, absteneros de realizar comentarios ofensivos, que no hace falta insultar para expresarse correctamente.

Vía | Japoneitor y Japanprobe

Etiquetas

Roberto Pastor @Roberto_Pastor

Hijo de Dragon Ball, consumidor de manga y anime junto a otros instrumentos de diversión como el cine y los videojuegos. La treintena me ha traído más sensatez pero no menos diversión, o al menos eso es lo que quiero pensar. Geográficamente me sitúo en San Vicente del Raspeig (Alicante).

Compartir este Artículo en