El Gundam de Odaiba, una parada obligatoria en nuestro próximo viaje a Japón

Aunque su inauguración está prevista para el mes que viene, el Gundam RX78 de 18 metros de altura que se está construyendo en la isla artificial de Odaiba en Tokio está prácticamente completo.

La imponente figura marca el 30 aniversario de la primera serie de anime de Mobile Suit Gundam y forma parte del proyecto conmemorativo «Always Beginning». Esta fase es conocida como «Real G» mientras que otras partes del proyecto son «Feel G», la convención Gundam Big Expo que tendrá lugar en Agosto; y «Soul G», un evento musical colaborativo que se celebrará antes de que acabe el año. Completan el pastel la adaptación en forma de anime de las novelas de Harutoshi Fukui, Mobile Suit Gundam Unicorn, y un largometraje del anime de Sunrise Mobile Suit Gundam 00.

Si os encontráis por la zona o estáis planeando un viaje a Japón no olvidéis hacer un alto en el camino para dirigiros hasta la zona norte del parque Shiokaze. Llegar hasta allí es tan sencillo como coger la línea Yamanote hasta la estación de Shimbashi, seguir las indicaciones hasta la línea Yurikamome, haceros con un billete de ida y vuelta para la estación Daiba por 310 yenes, y al llegar a esta tomar la salida norte. Si veis un robot gigante delante vuestra es que habéis llegado a vuestro destino.

Vía | Danny Choo
Galería de imágenes | Punynari Parte I y II
Vídeos de su contrucción | Yahoo! Japan

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en