El fenómeno de «Densha Otoko»

Densha Otoko
Hace unos años hubo un fenómeno que revolucionó a la masas japonesas. Y si en economía cuando Estados Unidos estornuda Europa se constipa, en el mundo fandom cuando los japos se revolucionan, nosotros más. Densha Otoko significa en japonés, literalmente el hombre del tren. Y para poder comprender el fenómeno tenemos que comprender el significado de otra palabra: «otaku». Para los japoneses la palabra otaku es usada de un modo algo despectivo y es esto lo que nos importa para comprender la historia, en Japón los otakus no están bien vistos.

La historia de Densha Otoko:
En esta tesitura nació la historia que os voy a contar. Un joven otaku que viajaba en tren de visitar sus tiendas de comics preferidas vio como en el vagón que viajaba un borracho comenzó a molestar a otra pasajera y el en un arranque de valor intervino. A partir de ahí comenzó una tortuosa relación en la que el chico trataba de ocultar su condición de otaku ante la joven que tenía la belleza de una modelo y era una chica de clase alta. La gracia de todo el asunto radica en que el chaval este se dedicó a contar desde el primer día la experiencia en unos famosos foros del país, utilizando para ello el nick de «Densha Otoko».

En torno a toda esta historia se desarrollan una serie de divertidas e incluso dramáticas, a veces, historias debido a la inexperiencia del joven densha, aunque siempre se vió apoyado por sus amigos desde el foro. Todo esto podría parecer un buen guión, pero lo sorprendente de todo es que es una historia que sucedió en la realidad y que tras tener un calado nacional en incluso los telediarios trascendió más tarde a una película, una serie, un libro… es decir todo un fenómeno de masas y desde entonces un modelo a seguir por los otakus.

Impacto en la sociedad:
Lo cierto es que el impacto en Japón fue muy grande, la historia se pudo escuchar en todos los telediarios y como digo después provocó toda clase de productos derivados de la historia. Nunca se supone quienes eran los auténticos implicados en la historia real, ya que solo se conoció a traves de los mensajes en los foros de Internet.

Tras la serie y la película, se produjo una situación extraña y es que los otakus se pusieron de moda. En un capítulo especial de la serie, se parodiaba esto, mostrando a los protagonistas huyendo de hordas de fans… La realidad por supuesto no fue esta, pero si es cierto que cambio en cierta medida la imagen de la sociedad del país por este grupo.

En cuanto al impacto fuera de la isla, pues limitado por supuesto al radio de acción de los frikis, pero dentro de este mundillo el personaje contó también con una razonable popularidad, el producto más conocido fuera de las fronteras niponas es la serie de televisión, el dorama como lo llaman ellos. Todo friki podía sentirse en cierta medida algo identificado con el protagonista lo cual hacía de la serie algo muy interesante para este colectivo.

De cualquier modo la serie es realmente entretenida y a través de ella podremos comprender bastantes cosas de la sociedad japonesa, os aseguro de todos modos que no has de ser un friki pirrado por la cultura japonesa para que te guste la serie, que por mi experiencia gusta a todo el mundo que la ve.

Web no oficial | Densha Otoko en castellano
Más información | Wikipedia

Etiquetas

Rodrigo Fernández @zordor

Fandomero trotamundos, persiguiendo la felicidad me he ido desplazando en los últimos años por Europa, pero mi lado friki parece que no quedo satisfecho hasta que llegué a la cuna del frikismo, a Tokio. Desde Tokio es desde donde escribo estas líneas y desde las que trataré de daros información de primera mano de las noticias que se cuezan por aqui.En mi tiempo libre me gusta leer algo de comic aunque de forma casual, jugar a videojuegos, principalmente PS3 y PS Vita y la fotografía. Llevo en el mundo de los blogs desde tiempos inmemoriales y si os interesa conocer una faceta mas personal mia os invito a seguirme en mi twitter o leer mi blog personal.twitter www.twitter.com blog www.frikis.net

Compartir este Artículo en