‘El Dulce Hogar de Chi’: deliciosa intimidad gatuna

Chi Portada

‘El dulce hogar de Chi’ llega a España anunciado por Glénat como un éxito en Japón, pero ante el que caben dudas sobre cuál será su recepción en España. Sin embargo, puede ser una de esas puertas de entradas perfectas para aquellos que habitualmente no leen nada parecido, porque la obra de Konami Kanata tiene ese encanto de lo inocente que sirve para desarmar cualquier contrarréplica.

‘El dulce hogar de Chi’ narra la historia de una pequeña gata que, tras perderse de su camada, es recogida temporalmente por la familia Yamada. Es, pues, una historia de iniciación, pero en este caso para humanos y gatos: Chi aprenderá lo que es vivir lejos de su madre gata y los Yamada, lo que es hacerse cargo y encariñarse de un animal doméstico con el que no contaban.

ChiEs obvio para cualquiera que haya tenido un gato que Kanata también ha convivido con uno, o con varios. El autor consigue clavar muchas de las reacciones y expresiones de estos animales, así como mostrar muchas de sus peculiaridades. Dividido en historias cortas que suponen pequeños grandes retos para Chi, ‘El dulce hogar’ funciona primero desde el lado más naïf pero también después en una segunda lectura. Al final, te acaba robando el corazón.

Son historias deliciosas y con ritmo, coloreadas casi como si de acuarelas se tratase, todo con un estilo simple, pero eficiente y divertido. Todo está medido para conseguir un acabado muy “doméstico”: íntimo y confortable.

‘El dulce hogar de Chi’ está recomendado expresamente para aquellos que disfruten de los gatos, incluso aunque no hayan leído nunca un manga. Será muy fácil que se vean identificadas en estas páginas y, que yo sepa, ésa es una de las mejores maneras para hacer afición.

(Y, ojo, porque es adictivo, como ya contó mejor que nadie Álvaro Pons en La Cárcel de Papel)

Ficha Técnica

Review Chi

  • Título: El dulce hogar de Chi (I)
  • Autor: Konami Kanata
  • Editorial: Glénat
  • Formato: Manga // 168 páginas // Color
  • Precio: 12 euros

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en