El DLC de ‘Asura’s Wrath’ incluirá dos episodios de anime producidos por Studio 4ºC [Actualizado]

Los que ya habéis probado ‘Asura’s Wrath’ estaréis conmigo en que el juego parece más una serie de anime con sus capítulos, resúmenes y hasta eyecatch que un videojuego al uso. Algunos han criticado que se pasan de rosca pero aunque es cierto que los momentos en los que controlamos al personaje palidecen frente a los que no, la experiencia general me está resultando la mar de curiosa con ese gusto por los excesos que tienen los japoneses (momento mítico el del enfrentamiento contra el «dedo planetario»).

¡Pero no nos vayamos por las ramas! La noticia es que Capcom ha preparado una serie de contenidos descargables entre los que se incluyen dos episodios de anime producidos por Studio 4ºC (‘Tekkonkinkreet’, ‘The Animatrix’) que le irán que ni pintados a este videojuego. El primero, el «Episode 11.5: Ano Chikara wa Mazui» (Ese poder es Terrible), está dirigido por Shinya Ohira (director de uno de los cortos de ‘Genius Party’ y animator principal del segment «El Origen de O-Ren» de ‘Kill Bill’); mientras que Kazuto Nakazawa (director de la primera unidad del mismo segmento de ‘Kill Bill’) dirige el «Episode 15.5 Aonisai ga» (El principiante).

Estos episodios, en los que se cuentan nuevos aspectos de la trama, estarán disponibles para descarga (en Japón) el 27 de marzo y el 3 de abril respectivamente. Mientras, el 24 de abril se lanzarán otros tres DLC que extenderán el juego en sí con los capítulos 19 al 22, y el 8 y el 15 de mayo aparecerán otros dos que añadirán los personajes de ‘Street Fighter’ Ryu y Akuma al cocktail.

Episode 11.5: Ano Chikara wa Mazui

Vía | Anime News Network

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en