‘El club del suicidio’, un manga perturbador

elclubdelsuicidio02

Tengo grabada a fuego la escena inicial de la película ‘El club del suicidio’ (Sion Sono, 2002), en la que un grupo de colegialas japonesas bajan al metro para situarse todas en fila ante el andén, cogiéndose de la mano. Cuando el convoy está a punto de entrar a la estación, saltan juntas a la vía y… el resto os lo podéis imaginar. Sin embargo, pese a partir de una premisa tan potente, la peli termina perdiendo bastante el norte y dejándote con un cacao mental que ya no sabes si se debe a una torpeza por tu parte o por la del director. Sea como sea, deja la impresión de ocasión perdida.

Por suerte, ha habido ocasión de resarcirse gracias a la adaptación al manga de ‘El club del suicidio’, realizada por Usamaru Furuya. La idea inicial era plasmar en viñetas el guión de la película tal cual, pero el director animó a Furuya a servirse de la premisa original para crear una historia totalmente nueva. Y así lo hizo. El arranque del manga es idéntico al del film, con el grupo de colegialas en el andén del metro, los trocitos de cuerpos desperdigados por la vía tras el paso del tren, y demás lindezas. Pero hay un elemento que cambia por completo la trama: una de las chicas sobrevive. Se llama Saya, una muchacha solitaria, depresiva, capaz de vender su cuerpo y de someterse a toda clase de vejaciones por un impulso autodestructivo que anida en su interior. Su amiga Kyoko está muy preocupada por ella, sobre todo cuando la ve relacionándose con una inquietante chica de otro instituto, llamada Mitsuko. Una chica que, por lo visto, ha formado un extraño club con varias compañeras de clase, con las que se reúne, se tatúa un curioso símbolo en el lóbulo de la oreja y planea formas de quitarse la vida. A medida que avanzamos en la lectura descubrimos los primeros pasos de Saya en el club del suicidio, para después ver cómo intenta ocupar el lugar de la Mitsuko original, al ser la única superviviente del suicidio en el metro.

El resultado es un manga tremendamente perturbador, gélido y estremecedor, que lleva al límite los miedos, inseguridades y traumas de la adolescencia. Sin caer nunca en el morbo gratuito, el autor nos invita a pasearnos por la castigada psique de varias jóvenes, con un enfoque de thriller psicológico que recuerda al de otro recomendable manga que actualmente se está serializando en España: ‘Las flores del mal’. Furuya ha tomado la idea original de la película para darle la vuelta y ha conseguido dar forma a una obra que supera con creces al filme, y condensa en un único tomo una intensidad y una profundidad psicológica poco habitual en los mangas que llegan a nuestro país. Como dibujante deja algo más que desear, si bien es cierto que su estilo austero y sin florituras potencia aún más si cabe crudeza las escenas más duras de la historia, algunas de las cuales es probable que se nos graben tan a fuego como la del metro.

El club del suicidio

  • Autor: Usumaru Furuya
  • Editorial: Milky Way
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubierta
  • Páginas: 172
  • Precio: 8 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.