El boicot al Tokyo Anime Fair reduce a cerca de la mitad el número de visitantes

Tokyo Anime Fair 2012

Hace dos años os contamos hasta qué punto la había liado parda Shintaro Ishihara, gobernador de Tokio y máximo organizador del Tokyo Anime Fair, con la reforma de la Ordenanza para el desarrollo de una Juventud Saludable que vetaba la publicación, venta o alquiler de cualquier anime, manga o videojuego que presente a menores de edad en un contexto erótico. Editoriales como Kodansha, Shueisha, Shogakukan o Kadowawa anunciaron que boicotearían la conocida feria de anime, pero al final la edición de 2011 se vio cancelada de forma inesperada por el Gran terremoto de Japón oriental.

Este año, el Tokyo Anime Fair 2012 pretendía hacer borrón y cuenta nueva regresando con la intención de ocupar su puesto como el mayor evento de anime del mundo pero para su desgracia se han encontrado con que las editoriales y los fans no han olvidado tan rápido lo ocurrido y la presente edición (que ha concluido hoy y del que pronto os ofreceremos un análisis de primera mano gracias a nuestro corresponsal en Tokio) se ha saldado con una cifras récord (en el mal sentido) con una caída del 40% en el número de visitantes.

Incluso con estas cifras, el gobierno de Tokyo debería de dar las gracias a las editoriales por no haber querido hacer sangre al programar la Anime Contents Expo 2012, la nueva feria creada por estas en oposición al TAF, para el próximo fin de semana en lugar de hacerla coincidir maximizando su efecto. La ACE 2012 abrirá sus puertas el 31 de marzo en el Makuhari Messe en Chiba y se espera que cuente con 50.000 visitantes. De lograrlo, tendremos un nuevo ganador entre las ferias internacionales.

Vía | Sankaku Complex
Sitio oficial | TAF y ACE

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en