De compras en el Salón del Manga (Roberto Pastor)

EagleAunque sólo he podido acudir a tres ediciones del Salón del Manga (este año hará la cuarta), siempre espero este evento con gran ansiedad ya que supone una avalancha de novedades llenando las estanterías de las tiendas especializadas. Aunque lo más recomendado (y los que hayan estado en el Salón coincidirán conmigo) es vivirlo en primera persona, porque pocas cosas son comparables a realizar las compras entre la marabunta de gente que abarrota la Farga del Hospitalet.

Así que si sois de los que se agobian en medio de la multitud, os recomiendo tener bien cerrada vuestra lista de la compra. ¿No sabéis con qué llenarla? Pues aquí os muestro unas sugerencias que personalmente no me perdería. En mis bolsas de la compra no faltarán.

EagleEagle #1, de Kaiji Kawaguchi (Glénat, 10 euros)
La anterior obra de Kaiji Kawaguchi (uno de los invitados al Salón este año), Araragi Express, sin alcanzar el nivel de otras obras del género mafioso como Santuario, no me desagradó en absoluto. Por eso y por lo interesante que me parece su trama (la política americana), Eagle me parece una apuesta bastante segura. Además, siempre es bueno ver una temática puramente americana desde un punto de vista nada americanizado, la carrera hacia la casa blanca por parte de un candidato de origen japonés es un detonante perfecto para ver en plena acción la doble moral americana.

Gun CrisisGun Crisis, Ronin Kairo y Ganon (Banzai, 2 euros por tomo)
No son novedades, pero la editorial Banzai se lo ha montado muy bien en este Salón del Manga, y es que en su stand venderán algunas de sus mangas a un precio irrisorio, dos euros cada tomo. De las series (todas ellas limitadas y completas) que verán reducidos drásticamente sus precios destacan Gun Crisis (tomo único de temática terrorista), Ronin Kairo y Ganon (ambas colecciones de dos tomos cada una, y ambientadas en el medievo japonés). Cómic japonés a precio japonés, ¿se puede pedir más? Sí, que el manga siempre tenga ese precio.

Los Carruajes de BradherleyLos Carruajes de Bradherley de Hiroaki Samura (Dolmen, 8.95 euros)
Esta elección ha sido fácil. Hiroaki Samura + tomo único + precio aceptable= compra obligada. Uno de los mangakas que mejor sabe detallar sus personajes (aunque a veces peque excesivamente de copiar sus propios modelos femeninos) a nivel gráfico y que ha demostrado con La Espada del Inmortal como llevar una historia larga sin que pierda ritmo. Los Carruajes de Bradherley promote ser una dosis comprimida e intensiva del mejor Samura, lo cual merece casi obligatoriamente su compra.

BiomegaBiomega #1, de Tsutomu Nihei (Panini Manga, 7.95 euros)
Llegué tarde a Blame y cuando intenté enmendar mi error fue demasiado tarde y no conseguí hacerme con la obra clave de Tsutomu Nihei. Ahora llega Biomega, una obra que parece un calco (aunque sólo sea a nivel contextual) de Blame, un futuro post-apocalíptico y un ambiente cargante creado por el irregular y reiterado trazo de Nihei. Una más que interesante opción que esta vez no me pillará desprevenido. Sólo espero que el número de diálogos de Biomega sea algo superior al de Blame, lo cual no es muy difícil, ya que esta última era casi muda.

LineageFigura de Hechicera humana de Lineage 2 (precio desconocido)
No sólo de manga vive el Salón del Manga, valga la contradicción. Las figuras también tienen su espacio en varios stands, y es una ocasión única para encontrar alguna rareza que, de otro modo, sólo se podrían encontrar en Japón o en contadas tiendas especializadas de nuestro país. Personalmente yo iré a la caza y captura de esta impresionante figura de una hechicera humana del Lineage 2, mide 22 centímetros de alto y está realizada en PVC, vamos, una enorme figura de una calidad abrumadora. Miradla bien y decid si no dan ganas de salivar.

Esta es mi humilde pequeña selección para este año. No descarto que caiga algo más, la emoción del Salón incita a abrir la cartera más de la cuenta. Así que si queréis gastaros poco dinero, mentalizaros antes de entrar en el Salón del Manga.

En Zona Fandom | Salón del Manga 2008

Etiquetas

Roberto Pastor @Roberto_Pastor

Hijo de Dragon Ball, consumidor de manga y anime junto a otros instrumentos de diversión como el cine y los videojuegos. La treintena me ha traído más sensatez pero no menos diversión, o al menos eso es lo que quiero pensar. Geográficamente me sitúo en San Vicente del Raspeig (Alicante).

Compartir este Artículo en