Bastard!! Complete Edition, Planeta apuesta por la calidad en una edición de lujo

Bastard!!

Planeta DeAgostini Comics se ha propuesto dejar en la más completa ruina mientras provoca daños psicológicos irreparables a los ya de por si torturados fans de Bastard!! con una nueva edición del manga de Kazushi Hagiwara. Según la editorial, Bastard!! Complete Edition elevará aún más el listón haciendo que el formato kanzenban de obras como Monster, I”s o Kamikaze Kaito Jeanne, parezca un vulgar fotocopia.

Hablamos de unos tomacos™ de 183 × 257 mm de tamaño con encuadernación carboné (tapa dura sin sobrecubierta), 320 páginas de papel mate de 115 gramos con algunas florituras como una portadilla en papel vegetal transparente con el logo impreso en pantone oro, un díptico desplegable a todo color con más pantone oro en papel semimate de 150 gramos y un laminado en polyester plata y plastificado. Vamos, algo así como el sueño húmedo de un impresor.

Por supuesto, la calidad tiene un precio, y en este sentido la Complete Edition de Bastard!! nos hará un agujero en el bolsillo de 28 euros por entrega. Pero, aparte de la calidad, ¿aporta algo más a los que han ido siguiendo el manga desde 1995, cuando se publicó el primer tomo en nuestro país? Pues me alegra (o me temo) decir un rotundo sí. La obra ha sido redibujada por el autor, y si no me creéis, atentos a la comparativa del antes y el después que encontraréis a continuación…

Bastard!! Complete Edition Bastard!! Complete Edition
Bastard!! Bastard!! original formato tankobon

Como veis, Hagiwara ha hecho algo más que vaguear en estos 30 años: ¡no solo ha aprendido a dibujar y aplicar tramas como dios manda sino que también ha aprovechado para hacerle una operación de pecho a sus personajes femeninos y cortarles un poco el pelo para que no se parezcan a David Bowie en Labyrinth! Awesome.

Bastard!! >Portada original japonesa (la adaptación para España está en proceso de diseño)

Vía | Planeta DeAgostini Comics

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en