Alégrame el finde: 4 cómics protagonizados por frikis

eltingvillecover.jpg

Como cada sábado, vamos con las recomendaciones semanales que a partir de ahora estarán dentro de la sección Alégrame el finde. Esta vez, he seleccionado cuatro cómics que, además del humor, tienen otra cosa en común: los protagonistas son frikis de los cómics, el rol o cualquier otra cosa de esas que tanto nos gustan.

Además de echarnos unas buenas risas, estos cómics son la prueba de que hay más gente como nosotros que anda suelta por el mundo. Así que ya podéis tranquilizar a vuestros padres, mascotas y parejas sentimentales: lo vuestro no es un caso único (auqnue ahora que lo pienso, no sé si eso les resultará muy alentador).

eltingville.jpg1. El Club Eltingville

Hoy he decidido empezar la lista sacando la artillería pesada. Este cómic de Evan Dorkin ofrece una visión mordaz y desquiciada del frikismo a través de cuatro chavales que deciden formar un club dedicado al cómic, la ciencia-ficción, la fantasía, el terror y los juegos de rol. Juntos vivirán aventuras memorables como la búsqueda del cromo de Dos Caras que regalan con el pan de molde y la maratón de 36 horas de La dimensión desconocida.

Descubrí este cómic en las páginas de El Víbora, precisamente con la historia más bestia, en la que la madre de uno de ellos contrata a unos especialistas para desfrikizar a su hijo. Toneladas de humor negro, referencias frikoides y violencia verbal recopiladas en un tomo único publicado por La Cúpula.

nhk1.jpg2. Welcome to the NHK

El protagonista de este manga de Tatsuhiko Takimoto y Kendi Oiwa tampoco se queda atrás. Se trata de un joven hikikomori que se pasa la vida encerrado en su apartamento, rodeado de cómics, videojuegos y pornografía variada. Su vida empezará a cambiar cuando conozca a Yamazaki, otro joven bastante inepto para las relaciones sociales con el que empezará a programar un videojuego porno; y especialmente a Misaki, una chica que tratará de sacarlo de su ostracismo.

La historia avanza a un ritmo arrollador, regada con un humor alocado e incansable. Ivréa publicó los ocho tomos de la serie en una edición muy cuidada, y aunque los últimos son algo más ñoños, no por ello deja de ser uno de los mejores mangas humorísticos de los últimos años.

pussey3. ¡Pussey!

Si bien no es la obra más redonda de Daniel Clowes, ¡Pussey! asegura unas buenas risas a costa del mundillo del cómic. Dan Pussey es el prototipo de freak de los cómics: orondo, granudo y gafotas, al que su mamá le compra la ropa y le peina con raya su grasiento pelo (sí, una especie de Bill Gates con unos cuantos Happy Meals de más).

Pero Pussey no es sólo un fan de los cómics, también los dibuja. Y ello le sirve de excusa a Clowes para retratar con sangrante ironía la industria del cómic, con personajes tan despreciables como el Doctor Infinity. De entre todas estas historias cortas, destaca especialmente La Fantasía Masturbatoria de Dan Pussey. La Cúpula se encargó de publicar este tomo en nuestro país hace unos años.

fanletal.jpg4. Fan con Nata / Fan Letal

No podía faltar el exquisito homenaje al fandom de Cels Piñol. Creo que no soy el único que cuando cada mes me compraba algún tebeo de Forum, me leía primero la página de Cels antes que el resto del tebeo. La magia de Fan con Nata y Fan Letal consistía en que todos nos sentíamos identificados con los narizones que poblaban sus páginas, fueran cuales fuesen nuestras preferencias frikoides.

Las posteriores reediciones de Planeta resultaban muy interesantes por los comentarios del autor, en los que explicaba anécdotas relacionadas con cada página. Estas series eran un punto de encuentro para todos aquellos que amamos los cómics, el cine y el rol; para los que no sabemos dónde meter ya todo lo que hemos ido acumulando durante años y, especialmente, para todos aquellos que odiamos a muerte a Rob Liefeld. Excelsior!!!!

Más en Zona Fandom | Alégrame el finde

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en