‘5 centímetros por segundo’, sensibilidad a flor de piel

5centimetros

Makoto Shinkai es el Juan Palomo de la animación japonesa. Él solito se encarga prácticamente de todo el proceso de creación de sus películas, desde el guión a la posproducción, pasando por la animación, la locución, etc. Dentro de su filmografía —que ha cosechado alabanzas por parte de público y crítica a nivel internacional— destaca la película ‘5 centímetros por segundo’, que nos cuenta una historia de amor protagonizada por un joven llamado Takaki Toono. Cuando todavía es un niño, llega a su colegio una niña llamada Akari Shinohara, con la que inicia una relación de amistad con la inocencia propia de esa edad. Conforme van creciendo, los lazos que los unen se afianzan, hasta que se ven obligados a separarse cuando al padre de Akari lo destinan por trabajo a otra ciudad. Los dos se prometen mantener el contacto, volver a verse algún día, pero ya se sabe lo difícil que es mantener una relación estrecha a distancia.

A partir de ahí, vemos cómo Takaki se hace mayor y pasa por diferentes etapas vitales, que pueden resumirse en sus relaciones con tres chicas: la citada Akari, cuya sombra siempre permanece en la memoria del muchacho; Kanae Sumita, durante sus años de secundaria; y Risa Mizuno, a la que Takaki conoce cuando ya es más mayor y ha empezado a trabajar. La película se estrenó en marzo de 2007, y lo que hoy recogemos en esta reseña es el manga que adaptó la historia original, realizado por el propio Makoto Shinkai en colaboración con Yukiko Seike, que fue serializado en la revista ‘Afternoon’ entre 2010 y 2011. Desde el punto de vista gráfico, este manga ofrece ciertas ventajas y desventajas con respecto a la película original. Lo cierto es que en sus páginas se pierde uno de los mayores encantos del filme, que eran sus cuidadísimos escenarios, cargados de detalles, de realismo, con una belleza explosiva tanto en los parajes urbanos como rurales. Sí reconocemos algunos de ellos en estas páginas, como el paso a nivel que juega un papel destacado en la trama, pero no lucen tanto como en la gran pantalla. Pero por otro lado, los personajes están mucho mejor definidos en el manga, tanto en lo que respecta a sus rasgos físicos como a su expresividad. Esto ayuda a que nos identifiquemos mucho más con sus historias y a que nos provoquen más emociones.

En cuanto a la historia, al principio sigue más o menos al pie de la letra lo que se nos contaba en la película original. Lo bueno es que, aunque ya la hayamos visto, no se hace repetitivo porque la forma de narrar es diferente. Mientras que en la película se empleaba mayoritariamente el recurso de las cartas y de los monólogos interiores de los personajes, en estas páginas interactúan más entre ellos. Además, al tratarse de un tomo bastante voluminoso, hay espacio para añadir detalles y escenas que no aparecían en la película. De hecho, el manga incluye varios capítulos que no aparecieron en la versión animada de ‘5 centímetros por segundo’. En primer lugar, se nos cuenta con detalle la relación entre Takaki y Risa Mizuno, que apenas aparecía de refilón en la película. Y además, se nos ofrece un nuevo final que culmina la historia de Kanae, la novia que tuvo el prota en secundaria. Así pues, dado que este manga enriquece la trama original y que consigue alcanzar el altísimo nivel de emotividad de la película, su lectura está totalmente recomendada, tanto para aquellos que ya conozcan el trabajo de Makoto Shinkai como para quienes tengan la suerte de empezar a descubrirlo.

5 centímetros por segundo

  • Autores: Makoto Shinkai y Yukiko Seike
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubierta
  • Páginas: 472
  • Precio: 16,95 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.