Tribuno, el dominio de Roma a tu alcance

Tribuno, Primus Inter Pares: Juego de tablero
Edge Entertainment está que no para. Esta semana ha puesto a la venta Tribuno, Primus Inter Pares, un juego de estrategia con tablero y cartas en los que los jugadores deben luchar por el control de Roma. Cada uno asume el rol de un patricio, que busca aliados y honores para sumar a su causa y obtener el estatus de Tribuno, la máxima autoridad en la Ciudad Eterna.

En cada turno, cada jugador puede optar por aumentar sus recursos, obtener dinero para sus arcas, o luchar por el favor de una facción. Con más recursos y fondos, es más fácil obtener estos favores. El apoyo de una facción otorga ventajas especiales, lo que resultará en puntos de victoria para convertirte en el Tribuno.

Pero en Roma la fidelidad no es una virtud muy extendida, y el apoyo de una facción puede ser robado por otro jugador. En cada turno se subasta un carro, que asignado a una facción te asegura que, al menos en este turno, no van a sufrir un repentino cambio de chaqueta.

Tribuno, Primus Inter Pares: Vista del tablero
Apoyos divinos, cargos en el Senado de la República, e intrigas políticas se mezclan en un entorno de edificios históricos. Por desgracia, poca más información hay en la web de Edge y en el foro oficial.

Sitio oficial | Edge Entertainment

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en