Tierra de Nadie 2009, un paseo lúdico (II)

Tierra de Nadie 2009, pabellón cubierto
Continuamos andando por las jornadas Tierra de Nadie 2009, paseo que ya comenzamos hace unos días. El recorrido comienza hoy en la sala principal de juegos de mesa, probando algunos juegos que aún no están traducidos, como ‘Adios Amigos’, algunos ya clásicos como ‘Cash n Guns’, o a otros más raros de ver, como ‘WayKick’, un partido entre futbolistas de madera, manejados con imanes bajo el tablero.

Pero dejemos atrás las salas, y vayamos a otro punto caliente: el pabellón cubierto. Este gran espacio estaba ocupado por stands de editoriales y tiendas, o la zona de consolas. Escenografía en madera, miniaturas, accesorios para maquetas, o incluso edificios desmontables en papel satinado para ‘Infinity’ llenan las mesas. En la zona central, varios jugadores mantenían duelos de cartas coleccionables.

Tierra de Nadie 2009, pabellón cubierto, consolas retro

En las tiendas vemos las últimas novedades de NoSoloRol, de todo tipo de merchandising, cartas coleccionables, miniaturas o accesorios roleros. Me quedo prendado de los peluches Vader, Yoda y R2D2. Y entonces paso al fondo, a la zona de las consolas.

Hay varios puestos en los que puedes jugar con Nintendos DS, sentado en sillas quizás algo incómodas, y con la consola conectada al puesto. Pero con lo que realmente alucino es con la colección de consolas clásicas a disposición del que quiera rememorar viejos tiempos: Megadrive, Dreamcast, Supernintendo, Ataris, Spectrum… Impresionante. Y para estirar las piernas después de tanto arcade retro, podías probar el Gran Turismo 5 Prolog en una PlayStation 3 instalada en una estructura con asiento, volante y pedales deportivos, con la consola a modo de motor.

Tierra de Nadie 2009, pistas deportivas, Jugger

Saliendo del pabellón, veo que en las pistas deportivas no juegan al baloncesto ni al futbito, precisamente. Se trata de una partida de Jugger, basado en la película ‘La Sangre de los Héroes’, y que es similar al rugby, pero cambiando los placajes por combates ficticios con armas acolchadas. Cuando un jugador toca a otro con un arma, éste debe permanecer quieto hasta que el juez resuelva el resultado de la acción. Curioso cuanto menos.

Y mientras tomo el camino de vuelta, me encuentro en los jardines con un grupo de gente jugando a algo similar a los bolos, pero usando un palo de madera. Hay que obtener 50 puntos justos, acumulando tiradas. La cosa se complica, porque al tirar un bolo, éste se alza donde haya caído, por lo que cada vez están más lejos. Había que tener cuidado… Pol Cors, de Homolúdicus, se llevó algún palazo, pero eso no contó para la puntuación del lanzador.

Tierra de Nadie 2009, juegos al aire libre. Pol, quítate que te van a dar un palazo.

En definitiva, Tierra de Nadie es un paraíso para los amantes de los juegos de todo tipo. Familias enteras acuden cada año, puesto que hay oferta lúdica para todas las edades, y el emplazamiento es una maravilla. Imaginad que todo este recorrido ha sido menos de un día, tan sólo una tarde… pasar allí las jornadas al completo es una perdición. A ver si el año que viene puedo pillarme vacaciones para esas fechas, que este ha sido imposible. Nos vemos en Mollina en 2010.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

DSC01438.JPG
DSC01439.JPG
DSC01440.JPG
DSC01441.JPG
DSC01442.JPG
DSC01455.JPG
DSC01456.JPG
DSC01457.JPG
DSC01458.JPG
DSC01459.JPG
DSC01460.JPG
DSC01461.JPG
DSC01462.JPG
DSC01463.JPG
DSC01464.JPG
DSC01465.JPG
DSC01466.JPG
DSC01467.JPG
DSC01468.JPG
DSC01469.JPG
DSC01470.JPG
DSC01471.JPG
DSC01472.JPG
DSC01477.JPG
DSC01478.JPG
DSC01479.JPG
DSC01480.JPG
DSC01481.JPG
DSC01482.JPG
DSC01483.JPG
DSC01484.JPG
DSC01485.JPG
DSC01486.JPG

En ZonaFandom | Tierra de Nadie 2009

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en