Tierra de Nadie 2009, un paseo lúdico (I)

Sala principal de juegos de mesa de las Jornadas Tierra de Nadie Sé que ya he dicho que las Tierra de Nadie son una de las mejores jornadas de rol y juegos en general a las que puede irse. Pero por si alguien tiene dudas, las fotos que acompañan a este artículo le despejarán las dudas.

Pasear por Tierra de Nadie es recorrer las alrededor de 20 salas de juego disponibles, de múltiples tamaños. Y es toparte con 900 personas al día con tus mismas aficiones, dentro de un recito cerrado y seguro, ahí es nada.

En algunas salas hay grandes tableros montados, listos para jugar. Un circuito con miniaturas de monoplazas de fórmula 1, por si se te apetece una macropartida de Fórmula D, o una zona de islas con barcos piratas ocultos en cada recodo.

Escenario de la Segunda Guerra Mundial para wargames

Y si lo tuyo son los wargames históricos, las TdN son tu paraíso. Había varios escenarios, desérticos o nevados, con unidades preparadas para jugar. Especialmente destacable un macroescenario de la Segunda Guerra Mundial que ocupaba casi toda una sala, con un nivel de detalle increíble. Hasta había una ciudad de los años 30 con miniaturas de los Mitos, con un Cthulhu observando desde la terraza de un edificio.

En la sala principal de juegos de mesa, podías tomar prestado cualquiera de los juegos de la ludoteca de la Asociación Dominium, o participar een los múltiples torneos que se organizaron. Es donde más bullicio había. Aquí es donde editoriales como Homolúdicus o Asmodee estuvieron presentando sus próximos lanzamientos.

Una partida de Talisman en las Tierra de Nadie

En los jardines que rodean las salas había en todo momento varias partidas de rol en vivo en curso, algunas con los jugadores completamente caracterizados. Y en las salas más apartadas podías unirte o montar partidas de rol, fuera del jaleo de las salas de juegos de mesa o wargames.

En la siguiente parte del paseo veremos algunos de los juegos al aire libre, y las instalaciones y partidas del pabellón cubierto, donde podías juegar a casi cualquier consola, probar nuevos juegos, o comprar las últimas novedades.

En ZonaFandom | Jornadas Tierra de Nadie 2009

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

DSC01396.JPG
DSC01402.JPG
DSC01403.JPG
DSC01404.JPG
DSC01405.JPG
DSC01406.JPG
DSC01407.JPG
DSC01408.JPG
DSC01409.JPG
DSC01410.JPG
DSC01411.JPG
DSC01412.JPG
DSC01413.JPG
DSC01414.JPG
DSC01415.JPG
DSC01416.JPG
DSC01417.JPG
DSC01418.JPG
DSC01419.JPG
DSC01420.JPG
DSC01421.JPG
DSC01422.JPG
DSC01423.JPG
DSC01424.JPG
DSC01425.JPG
DSC01426.JPG
DSC01427.JPG
DSC01428.JPG
DSC01429.JPG
DSC01430.JPG
DSC01431.JPG
DSC01432.JPG
DSC01433.JPG
DSC01434.JPG

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en