Surfacescapes: una revolución en los juegos de rol

Surfacescapes
Surface es un invento de Microsoft que deja embobado a cualquiera. Se trata de una mesa con una pantalla multitáctil de 30 pulgadas, capaz de detectar decenas y decenas de contactos en la pantalla simultáneamente. Lleva un PC integrado, sobre el que corre Windows Vista, y está a la venta por unos 11.000 euros aproximadamente, aunque por ahora sólo es realmente interesante para desarrolladores.

Pues a lo que nos interesa. Un grupo de investigadores de la Carnegie Mellon University está desarrollando Surfacescapes, una aplicación para Surface que puede revolucionar la forma de entender los juegos de rol. Tan sólo hay que ver el vídeo para darse cuenta de las inmensas posibilidades de este sistema:

Ve el video en el sitio original.

En la pantalla se nos muestra un típico mapa cuadriculado a escala de miniaturas. Los usuarios pueden marcar sus miniaturas, el sistema las reconoce y las ubica sobre el mapa, de tal forma que podemos interactuar con ellas. Si las desplazamos, el software lo sabe, y reacciona en consecuencia.

Podemos situar monstruos sobre el mapa. Es más, una vez configuradas las habilidades de nuestros personajes, podemos usar habilidades o lanzar hechizos, desde un menú en forma de arco que se muestra alrededor de la ubicación de la miniatura, y que muestra completa información sobre sus efectos y características. Una vez seleccionada la acción, sobre el mapa se puede marcar el objetivo, se muestran los rangos del efecto, su alcance…

¿Tiradas de dados? Sencillo a más no poder. Tan sólo hay que arrastrar el dado y separar los dedos de la pantalla. Con un pequeño simulador físico, se calcula el movimiento del dado, considerando la fuerza de lanzamiento y los rebotes en los bordes de la pantalla, garantizando la aleatoriedad del número generado. Atentos al vídeo, porque se escuchan los dados al rodar.

¿Quieres más? Efectos de sonido y audio asociados a las acciones de los personajes y monstruos. Cálculos y resultados automatizados. Información sobre tablas y demás recursos del juego sin tener que acudir al libro. Uso de objetos físicos, no sólo miniaturas, que estén sobre el Surface, incluso tarjetas de dones. La posibilidad de que el director de juego modifique el mapa sobre la marcha. Música ambiental y cambios en la iluminación, para dar apoyo a la narración. O incluso subir presentaciones de diapositivas hechas a medida, que se muestran entre escena y escena, para ayudar al aspecto narrativo.

Y eso son sólo los planes actuales. Para un futuro inmediato se van a centrar en mejorar la experiencia del master, como la de incluir un gran número de mapas pregenerados y modificables al gusto, control sobre personajes no jugadores, herramientas para la creación de campañas, mantener notas sobre la historia y los personajes… Adiós al papel y lápiz. Incluso están estudiando las posibilidades que puede ofrecer la interconexión de varios Surfaces.

El equipo de desarrollo está utilizando Dungeons&Dragons como base de trabajo, aunque lo tienen preparado para poder adaptarlo a otros sistemas de juego. Esto tiene una pinta épica, señores…

Vía | Adrián Raya, que lo vio en El Claro de los Wendersnaven
Sitio oficial | Proyecto Surfacescapes
En Genbeta | Microsoft Surface en España: Lo probamos

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en