Partini, o la muerte a pellizcos

Partini, la muerte a pellizcos
¿Cuánto tiempo tardarías en morir si la pena fuera «muerte a pellizcos»? Ese prolongado sufrimiento sería una perspectiva agradable si la alternativa fuera una partida de *’Partini’, el último juego para fiestas de Parker/Hasbro*. No sé para qué clase de fiestas está pensado, pero por favor, no contéis conmigo. *Aún tengo secuelas mentales*.

La mecánica es inexistente. Se forman dos equipos. Por turnos, los equipos cogen una ficha que, en un alarde de originalidad, tienen forma de posavasos. Cada uno indica qué prueba toca. *Hay seis pruebas, y me cuesta decidir cuál es la peor*. Bueno no, miento, hay una catastrófica, cortarrollo y arruina-fiesta, otra absurda, y el resto son todas estúpidas.

Lo peor es que para ganar, *los equipos deben vencer al menos una vez en cada prueba*. Así que antes de acabar la partida, te tocará sufrir la prueba absurda y la que a mi me gusta denominar *»matafiesta»*. Consiste básicamente en eso: en el momento en el que el grupo está animado en la fiesta, les obligas a coger un papel y lápiz, escribir una frase sobre alguien, leerlas todos en voz alta, y que el aludido elija dos que crea que hayan sido escritos por su equipo. Es raro que falle, y son diez minutos que cortan el ritmo y matan la fiesta.

La prueba absurda se hace con unos vasitos de plástico y unas pelotas de goma. Sacas una tarjeta, y te dice la chorrada que tienes que hacer. A veces es botar la pelota y cogerla con el vaso antes que el del otro equipo. Otras veces es pasarla a otro miembro de tu equipo. Incomprensiblemente, parece que *con varios vasos y dos pelotas hay decenas de estupideces diferentes* para hacer. Ninguna tiene gracia.

El resto de pruebas son los típicos plagios del ‘Tabú’, adivinar canciones, mímica… Pero todos tienen *un toque propio que las vuelve estúpidas*. Por ejemplo, en el plagio de ‘Tabú’ no tienes que explicar lo que es, sino lo que no es. Impresionante. En el de adivinar canciones tienes que tarararearla. Incluso en una prueba tienes que representar cosas con plastilina. Una cosa de locos. La fiesta padre.

Review de Partini: Tres estrellas postapocalípticas negativas Si tenéis oportunidad de evitar una partida de ‘Partini’, no lo dudéis. Huid. Y si podéis avisar a incautos que están pensando en comprarlo, por su bien hacedlo, impide que cometa un error semejante. Mirad si es malo, que *ni siquiera las tarjetas-posavados sirven de posavasos*, porque con nada de agua que les roce se destrozan.

Recibe *tres estrellitas post-apocalípticas negativas*. Eso quiere decir que si en Parker deciden publicar una expansión, una variante o una segunda parte, empezarán con tres estrellitas de penalización. Eso de entrada.

En ZonaFandom | Cualquiera de estos juegos para fiestas o infantiles es mejor que Partini

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en