Organizando una Noche de Misterio y Asesinato

Imagen de una Noche de Misterio y Asesinato
Las Noches de Misterio y Asesinato (Murder Mystery Night, o Game, o Party) son una de las formas del rol en vivo más antiguas y populares. Aquí en España no son nada habituales, pero muchos anglosajones las montan sin ni siquiera saber que al fin y al cabo están jugando al rol.

Un grupo se reúne para cenar, y de repente se produce el misterioso asesinato de uno de los personajes (no jugadores). Todos los presentes son sospechosos, y antes de que acabe la cena deben descubrir al culpable. Lo importante es estar metido en el papel y demostrar tus mejores dotes de deducción.

Mi grupo de amigos, que me llama “friki”, se ha apuntado en masa a una de estas Noches de Misterio y Asesinato en cuanto he sugerido la posibilidad de montarla, hasta el punto de que posiblemente seamos alrededor de veinte. La partida será el próximo 10 de Abril, si todo va según lo previsto. Creo que a más de uno le gustará acompañarme en el proceso de organización de una de estas fiestas y, quién sabe, quizás se anime a montar la suya propia.

Lo primero es buscar un sitio adecuado, contar con un grupo de gente con ganas y elegir una temática. En mi grupo el tema fue casi inmediato: querían algo ambientado en Estados Unidos, años 20. Ley Seca, charlestón, garitos clandestinos, mafiosillos, policías más o menos corruptos… Alguien ofreció su casa de campo, perfecto. Pues manos a la obra, organicemos la fiesta.

Para llevar la cuenta de los inscritos, he creado un documento compartido utilizando Google Docs. Es una hoja de cálculo de libre acceso, en la que cualquiera puede añadir su nombre y su correo electrónico (el ejemplo podéis verlo, no modificarlo). De esta forma, abro la opción a que amigos de amigos puedan apuntarse, pero dejando un correo para poder contactar con ellos, porque nos hará falta una vía de transmisión de información privada a cada jugador.

Imagen de una Noche de Misterio y Asesinato

He puesto un plazo de inscripción de una semana, y un límite de participantes. Esto es así porque he optado por la vía fácil, y en lugar de crear una aventura voy a comprar una ya hecha. Es la primera fiesta que organizo y quiero ir sobre seguro.

En este caso se trata de una aventura cuyo autor ofrece diferentes versiones en función del número de participantes. Y los jugadores por encima del que haga veinte pasan a tener papeles secundarios, así que mejor dejarlo en veinte.

La aventura tiene justo la ambientación que querían los jugadores, incluye invitaciones para cada jugador, con su historial y motivaciones, pistas listas para imprimir, etc, etc. Sale a unos dos euros por cabeza para veinte jugadores, así que es razonable. Lo malo es que al estar en inglés me tocará traducir cosas para algunos jugadores y que nadie se pierda.

Es importante organizarla con tiempo, porque es requisito indispensable aparecer por la fiesta bien caracterizados. Sombreros, boas de pluma, collares de perlas, tirantes, tommyguns, puros… y bebidas en tazas de té, forma más habitual de disimular que aquello en realidad era bourbon.

Y por ahí vamos por el momento. El siguiente paso será cerrar la inscripción, comprar la aventura, e ir preparando las invitaciones de cada jugador. Qué… ¿alguien se anima a montar la suya?

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en