¡Niños! El Juego de Rol de los Niños de Goma, en PDF

¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma

Antes de que nadie diga nada, este post no habla de ninguna novedad. De hecho, es sobre un juego que tiene 13 años, pero es sobre todo un post sentimental. Es acerca de ‘¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma‘, creado por Fran F. Garea y publicado en la legendaria revista LIDER allá por 1995, y que desde hace unos meses su autor ofrece para descargar gratuitamente en PDF.

LIDER fue una de las revistas pioneras del rol en España, y para los que no hayan tenido la suerte de conocerla, te ponía al día de las novedades del sector, incluía reseñas, listas de precios, contactos de clubs roleros, módulos para las ambientaciones más habituales y, como en este caso, incluso sistemas de juego completos.

‘¡Niños!’ es, como no podía ser de otra forma, un juego de rol con unas reglas simples y efectivas, pero con un planteamiento muy curioso: la de ser un meta juego de rol. Cada personaje es un niño de primaria EGB, y como tal los jugadores deben interpretar a niños que imaginan que son piratas, o príncipes rescatando princesas en el patio del colegio. Así que, en realidad, puedes ambientar las partidas en cualquier mundo que la imaginación de un niño sea capaz de idear.

¿Aburrido de horas de estudio para entender decenas de tablas y páginas de reglamentos, y realizando tiradas hasta para peinar a tu elfo mago nivel 17? Pues olvídate de eso y echa una tarde de domingo imaginando que vuelas por el espacio, o que los columpios son un drakkar vikingo que lucha contra el oleaje. Y ya sabes lo que dicen, los niños son de goma, caen y no se hacen nada. Como mucho, a llorar hasta que mamá venga.

Y al final de la tarde, todos a merendar. Pan con chocolate y un batido de fresa, gracias. Así por lo menos acabó la partida que echamos en mi grupo, hace 13 años ya.

Vía | Roleros.net
Sitio oficial | TeTocaJugar

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en