Marrakech, cuidado con la alfombra

Marrakech juego de mesa

Nos encontramos en Marrakech, una de las ciudades más importantes del vecino Marruecos. Salimos de la plaza de Jamaa el Fna tras disfrutar del espectáculo de los encantadores de serpientes y nos adentramos en el zoco de la ciudad donde los tenderos amontonan sus alfombras para tratar de atraer las miradas de los turistas. Sí, sigues en la Fancueva, solo que hemos hecho un pequeño viaje lúdico de la mano del último lanzamiento de Morapiaf en nuestro país, Marrakech, un atractivo juego de Dominique Ehrhard que a estas alturas ya deberías poder encontrar en las tiendas.

En esta ocasión los jugadores personifican a los avariciosos comerciantes del zoco tratando de colocar sus alfombras de modo que resulten bien visibles en el limitado espacio disponible. Durante la partida esto se traduce en una competición por situar nuestras alfombras del modo más óptimo, tapando si es posible las del resto de jugadores y sobre todo, dejando a estos en una posición que les haga terminar pisando nuestra mercancía para obligarles a compensarnos a base de dirhams.

Las reglas no pueden ser más sencillas: en un turno de juego decidimos si queremos girar 90º a un lado u otro a Assam, el supervisor del zoco, o si preferimos dejarlo mirando en la dirección en la que se encuentra actualmente. Tiramos un dado y movemos a Assam en linea recta tantas casillas como babuchas saquemos. ¿Hemos terminado sobre las alfombras de otro jugador? Pues nos toca aflojar el bolsillo y pagarle tantos dirhams como casillas conectadas ocupen sus alfombras. Colocamos una alfombra de nuestro color siguiendo un par de reglas más y listo, pasamos el testigo al siguiente jugador.

Las rondas se suceden de este modo hasta que todo el mundo ha colocado sus alfombras. Se cuentan las monedas de cada uno, las casillas ocupadas por alfombras que tiene cada color y el que sume más en total (monedas y casillas, cada casilla equivale a una moneda) se va a casa con la satisfacción de ser el vendedor más rico de todo Marrakech.

Marrakech juego de mesa

Lo primero que llama la atención de Marrakech son sus componentes; en especial, las alfombras de tela en miniatura que transformar un juego con una mecánica de lo más abstracta en una experiencia realmente inmersiva. Se trata de un juego familiar, pero obtienes una satisfacción muy particular cuando terminas tu turno dejando a Assam en una posición que obligará al siguiente jugador a jugárselo todo a un único resultado del dado si no quiere terminar en bancarrota. Somos así de mamones.

Marrakech juego de mesa

Marrakech fue publicado por primera vez por Gigamic en 2007, cosechando una gran cantidad de premios a nivel internacional incluyendo Mejor Juego del Año en Francia (As d’Or) o Alemania (Spiel der Spiele) o su nominación al conocido Spiel des Jahres. Su autor es conocido por títulos como Condottiere, Sylla, Water Lilly o el más reciente, Panic Lab, editado también en España por Morapiaf.

La edición distribuida en nuestro país es la versión de 2010, la más reciente y con nuevas ilustraciones de Marie Cardouat, famosa por su magnífico trabajo en Dixit que aquí aporta una colorida y atractiva portada a un juego que os recomendamos sin dudarlo por un momento.

Dentro de la caja

Marrakech (2007)

7SALAM MALECUM!
  • Autores: Dominique Ehrhard
  • Editorial: Gigamic/Morapiaf
  • Edad: 6+
  • Duración: 30 minutos
  • Jugadores: 2-4
  • Precio: 29,95 euros

    Lo bueno

  • Un juego familiar que entra por los ojos a niños y adultos.
  • Las alfombras de tela son un detalle increíble.
  • Las reglas se aprenden y explican en tres minutos y las partidas están llenas de interacción, resultando tan sencillo como entretenido.

    Lo malo

  • Si te arruinas, te quedas fuera de la partida hasta que esta termine. Afortunadamente ni es tan común, ni el juego se prolonga mucho más llegados a ese punto.

Comprar Zacatrus!
Sitio oficial Marrakech

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

  1. Un juegazo familiar que es apto para niños (aunque ellos jueguen sin maldad) y para adultos (jugando a putear lo más posible y a reirse malévolamente cuando están obligados a pagarnos).

    Un juego que es una alegría que llegue a España por fin y además en una edición tan bonita, haciendo juego a como queda el tablero una vez terminado.

    Por ponerle un punto negativo… Como se comenta en la puntuación, quedarse sin dinero es muy raro pero sí pasa a veces que se ve que alguien va en clara desventaja y ya tiene imposible ganar, en ese momento se genera un Kingmaking muy importante que es muy difícil evitar.

    Muy recomendado para familias y como juego ligero cuando queremos descansar el cerebro o para enseñar a alguien el mundillo de los juegos

  2. Pues si, la verdad que para jugar con la familia esta genial. Pero también es un buen filler para entre juegos mas duros o complejos.

    Una pena que haya gente que tenga que esperar 5 o 6 años para poder verlo en una tienda corriente del hobby. Aunque por tienda online española se podía conseguir (al ser independiente del idioma era una opción). Bravo por Morapiaf en cualquier caso!

    La figura de Assam es horrible xD pero se compensa con la alfombritas de tela ^^

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.