Keltis, de Reiner Knizia

Keltis, ganador del Spiel des Jahres 2008

Devir acaba de anunciar que por fin pone a la venta la traducción de Keltis, de Reiner Knizia. Es uno de los juegos de tableros más esperados de la temporada, tras haberse hecho con el Spiel des Jahres 2008.

Recordemos que era una especie de ‘Exploradores‘ pero para más jugadores. Aunque en principio se hablaba de tres a cuatro jugadores, desde Devir nos confirman que también pueden jugar sólo dos. La mecánica es muy similar a Exploradores, con rutas de diferentes colores en las que hay que ir avanzando, con la diferencia de que las posiciones ahora se marcan en el tablero usando piedras con dibujos rúnicos. La estrategia viene porque abrir una nueva ruta puede producirte una grave penalización si no avanzas lo suficiente por ella, y las cartas de avance pueden tenerlas o tocarles a otros jugadores.

Sus sencillas pero adictivas reglas, un precioso tablero, y las piedrecitas rúnicas salen por 30 euros, y las partidas duran una media hora (aunque normalmente es difícil no jugar más de una).

Sitio oficial | Devir
En ZonaFandom | Keltis, ganador del Spiel des Jahres 2008, Análisis de Exploradores

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en