Imágenes de Dungeons&Dragons Cuarta Edición

Manual del Jugador D&D Cuarta Edicion
Hay tres cosas que se le dan muy bien a Wizards of the Coast: crear diseños impresionantes, masacrar sin piedad a la competencia, y exprimir los bolsillos de los jugadores, también sin piedad. Como prueba de la más loable de estas habilidades, Turbiales ha colgado en Frikiverso varias imágenes de cómo será el Manual del Jugador de Dungeons&Dragons Cuarta Edición que, para bien o para mal, va a revolucionar el panorama rolero a nivel mundial. Y son desde luego dignas de una franquicia histórica como D&D.

Siguiendo la tendencia que ya inició Wizards con la 3ª Edición, la primera tras devorar a TSR, los manuales van a ser preciosos. Cada página contará con ilustraciones a todo color, gracias a que mientras nosotros coleccionamos sus cartas, en Wizards coleccionan ilustradores. De las reglas ya hablaremos, aunque como siempre no nos pondremos de acuerdo en si son lo mejor desde la invención del pan en rebanadas o que son una señal del Apocalipsis.

Pero lo que está claro es que esta cuarta edición, para muchos totalmente innecesaria por lo joven que es la 3.5, va a ser una fuente inagotable de noticias durante al menos lo que queda de año. De hecho, conviene que nos pongamos en situación, sobre todo para los que llegan tarde. Como el tema es tan extenso y va a tener muchísimas repercusiones en múltiples editoriales roleras, dedicaremos un artículo completo en breve para explicar el asunto. Resumiendo mucho, Wizards les dio un caramelito envenenado a la competencia regalando el sistema de reglas de la 3ª edición, y todo apunta a que ahora les obliga a mantenerse en 3ª, o tirar todo el stock y pasarse a 4ª.

Vía | Frikiverso

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en