Exploding Kittens revienta Kickstarter

explodingkitten

Tras una semana en Kickstarter, el millón de dólares que está a punto de conseguir Conan, el juego de Monolith antes conocido como Conan: Hyborian Quests, se mueve dentro de las cifras que podíamos esperar de un juego de miniaturas que reúne las historias de Robert E. Howard con la crème de la crème de los diseñadores franceses, escultores como Stéphane Simon o Arnaud Boudoiron y cracks de la ilustración de la talla de Adrian Smith. Pero claro, entonces llega el cachondo de Matthew Inman (The Oatmeal) y se marca ese millón de dólares en apenas siete horas con un juego de cartas sobre gatos que saltan por los aires, literalmente.

En 24 horas, el proyecto más loco que podéis encontrar actualmente en la plataforma de crowdfunding ya lleva recaudados más de 1,5 millones de dólares, y aún le quedan 29 días por delante. El juego es una chorrada, por supuesto, una ruleta rusa de cartas en las que nos quedamos fuera de la partida si robamos una carta con un gato explotando (por comer dinamita en la bodega de un barco, jugar con una granada de mano en una casa, o causar un holocausto nuclear pisando donde no debía) a menos que podamos rechazarlo con un puntero láser, terapia gatuna o sandwiches de albahaca. Así de duro, así de simple. 1,5 millones de dólares. Tócate los…

explodingkitten2

No me entendáis mal, Exploding Kittens parece muy cachondo, perfecto para una noche con bastante más alcohol en sangre del aceptado por la DGT, pero perdonadme si aún me sorprendo por el poder de los memes de gatos. Con gastos de envío son 35 dólares por el juego básico de 54 cartas, 50 dólares si lo queremos junto a la expansión NSFW. Amazing

Cómo nos conoce Alkar, cómo nos conoce… ;P

Kickstarter Exploding Kittens

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Como si lo viera: expansión con el nyan cat por 10 euros…

    Si es que a veces tenemos lo que nos merecemos.

Deja un Comentario